La hija mayor del magnate no tiene intención de seguir los pasos de su padre
Tamara Ecclestone, hija del magnate y dueño de la Fórmula 1, confiesa que no tiene planes de seguir los pasos de su padre cuando este se retire del negocio. La mayor de las dos hijas de Ecclestone tiene 27 años y ha estudiado en la Escuela de Economía de Londres. También se ha movido en el mundo de la Fórmula 1, donde ha ejercido como reportera para Sky Italia.

En declaraciones al Mail of Sunday, sentencia que no piensa reemplazar a su padre, el millonario británico que lleva décadas al timón de la Fórmula 1: "Mi padre declaró hace poco que podría plantearse una directora ejecutiva mujer en los próximos tres años. Yo no aconsejaría a nadie que apostara a que esa mujer voy a ser yo", afirma Tamara.

"Son unos zapatos muy grandes que llenar, y mis pies tienen el tamaño totalmente equivocado para este trabajo. Odiaría ser la persona que deshiciera sus años de increíble trabajo. Lo reduciría todo al caos en cuestión de horas", bromeaba.

En cualquier caso, la hija de Ecclestone confirma que su padre, que cumplirá 81 años en octubre, no tiene planes de retirarse: "Para mi padre no es cuestión de hacer más dinero, se trata de cerrar el siguiente acuerdo con éxito", cuenta.

"No es que necesite unos millones más. No necesita trabajar y no lo ha necesitado desde hace años, pero tiene una mente demasiado activa como para considerar la retirada. Para él, la recompensa económica es algo secundario en comparación a la pasión que siente por lo que hace", añade la hija del magnate.
Por África Rosaleny