Los suizos quieren ser más ecológicos y dan ejemplo
El equipo Sauber y la empresa Oerlikon -que patrocinó la gorra de Niki Lauda hace tiempo- han firmado un acuerdo de colaboración para el desarrollo y expansión de tecnologías relacionadas con el medio ambiente. Estos incluyen el proyecto de un parque solar en la sede del equipo en Hinwil.

Una de las fijaciones de la FIA con respecto a la Fórmula 1 del futuro es que sea más verde y ecológica, pero el mensaje no parece haber calado de una manera visible entre los equipos… menos en el caso de los siempre ordenados suizos de Sauber.

De la mano de Oerlikon, una compañía experta en tecnologías relacionadas con la energía solar, van a crear un parque de generación de electricidad fotovoltaica. La construcción de esta 'granja de energía' ya se encuentra en la etapa de planificación, lo que por una parte llevará los logos y adhesivos de esta compañía a los C30; por otra parte se espera que tras la finalización de la obra, parte de la energía que consuman las instalaciones de la escudería sean generadas por el sol con el consiguiente ahorro dinerario y en forma de una menor huella de carbono del conjunto.

"Con sus desafíos extremos, la Fórmula 1 siempre ha sido un pionero de la tecnología", dice el director del equipo Peter Sauber, "y nuestro objetivo es ampliar este trabajo para la compatibilidad medioambiental de nuestra empresa. Estamos muy contentos de haber encontrado en Oerlikon un socio tecnológico altamente competitivo".

Por su parte, Michael Buscher, director general de Oerlikon, explica: "Con sus revestimientos de componentes sometidos a grandes esfuerzos, los recubrimientos de Oerlikon son ahora socios de la F1 y de la escudería Sauber F1. Las tecnologías ecológicas desempeñan un papel cada vez más importante en nuestra empresa. Con nuestro know-how y la colaboración con el renombrado equipo de Peter Sauber, queremos desempeñar nuestro papel en la mejora de su calificación medioambiental. Esperamos poder superar ese desafío".
Por José M. Zapico