Los franceses avanzan de cara a volver al calendario
Bernie Ecclestone parece dispuesto a alternar un deficitario GP de Bélgica con un deseoso GP de Francia. Los dos quieren sus carreras pero no tienen el presupuesto necesario para ejecutarlas anualmente. La alternancia parece ser la solución.

El retorno del Gran premio de Francia está más cerca gracias a su muy posible aparición intermitente en alternancia con el de Bélgica. La carrera belga en rara ocasión cuadra sus cuentas y pierde dinero con frecuencia; el Gran Premio de Francia quedó barrido del calendario cuando los F1 dejaron de viajar hasta Magny-Cours pero desde hace tiempo hay deseo de que vuelva.

Desde hace tiempo se rumorea que las dos carreras francoparlantes se podrían repartir esta cita y de acuerdo con el diario L´Equipe es justo lo que va a ocurrir desde 2013; el destino elegido será el circuito Paul Ricard HTTT, que tendrá que ser habilitado para recibir público, ya que se trata de un trazado destinado exclusivamente para pruebas y con escasos graderíos. El periódico parisino comentó en su edición de ayer que era "un gran día para el deporte de motor francés", después de que Bernie Ecclestone aceptara organizar de nuevo una carrera en su país.

Por su parte, Etienne Davignon, director de la organización del GP de Bélgica, afirma "tenemos contrato hasta 2013 y sentimos que hay una fuerte tendencia de cara a que haya alternancia, así que fuimos a ver quién podría estar interesado y encontramos un grupo público de interés", añadió en referencia al primer ministro François Fillon. Davignon dijo también en la Televisión francesa TF1 que el plan es que "las autoridades tengan conocimiento de esto, y Ecclestone está de acuerdo. Parece que hay una propuesta concreta", finalizó.
Por Lucas Navarrete y José M. Zapico