Lopez cree que la reacción del alemán fue pasional
Cuando Heidfeld supo que no iba a pilotar ni en Spa ni en Monza decidió llevar a Lotus Renault ante los tribunales por incumplimiento de contrato. Este comportamiento ha sorprendido a Gerard Lopez, propietario de Lotus Renault, que ha explicado de nuevo los motivos por los que su equipo decidió subir a Senna al R31.

Nick Heidfeld estuvo en Spa-Francorchamps este fin de semana, pero no como piloto titular. Senna ocupó su volante y el alemán, a regañadientes, quiso estar presente en el trazado belga para demostrar que su compromiso con el equipo sigue intacto.

La reacción de Heidfeld ante la decisión de Renault de promover a Bruno Senna impresionó al mismo Gerard Lopez, propietario de la escudería de Enstone. "Me sorprendió", dijo Lopez al periódico Tageblatt. "Diría que es una reacción pasional".

Senna volverá a estar al volante de un LRGP en Italia, aunque algunos rumores insinúan que podría ocupar el rol de piloto titular hasta que termine la temporada. Lopez volvió a exponer los motivos por los que su equipo decidió bajar a Nick del R31. "Su rendimiento no era bueno, por lo que necesitábamos probar a otros pilotos", insistió. "Nick ha sido siempre un buen colega, siempre se lo ha tratado con respeto y seguirá siendo así, pero le dijimos que no habíamos visto lo que esperábamos".

El equipo dictaminó que Senna podía correr para Renault en Bélgica y en Italia. Se espera que vuelva a pronunciarse de aquí unas semanas, en cuanto termine la carrera de Monza.
Por Martí Muñoz