Continúan las irregularidades en la compra de los derechos comerciales
Los actuales propietarios de la Fórmula 1, CVC, tendrán que responder a un auténtico 'bombardeo' de preguntas de inversores europeos sobre el caso de los sobornos en la Fórmula 1. Un "gran inversor europeo" preocupado por el caso de los supuestos sobornos de Gerhard Gribkowsky (con supuesta implicación de Ecclestone) ha confirmado expondrá sus preguntas a CVC en la reunión de septiembre.

Y no será el único: según el Financial Times, otro asegura que “bombardeará” con sus preguntas a CVC con sus preocupaciones: “Cada gran inversor quiere respuestas a dos preguntas: ¿sabían lo que estaba pasando? Si no es así, ¿qué cambios han hecho en la empresa tras su descubrimiento?”, afirma.

The Finantial Times asegura que una de las mayores preocupaciones se centra en Donald Mackenzie (durante mucho tiempo, gestor de la Fórmula 1 a través de CVC)

El asunto ha planteado dudas sobre irregularidades en la compra de los derechos comerciales de la Fórmula 1 por parte de CVC al banco BayernLB hace cinco años. Stephan Winkelmeier, director financiero del banco alemán, asegura que la venta fue auditada: “Hasta ahora, esos controles no han reportado ningún problema, y han demostrado que la venta se llevó a cabo correctamente, de acuerdo con las regulaciones bancarias y con un precio que estaba en la línea de las expectativas”, asegura.

Pero no opina igual Constantin Median, anteriores propietarios (llamados inicialmente EM.TV), que presentaron una demanda alegando una infravaloración de los derechos comerciales de la Fórmula 1 para venderlo a CVC. Ecclestone lo niega, y dice a The Independent que pagaron un precio “muy bueno”, y añade: “No compraron las acciones devaluadas; todo lo contario: cuatro o cinco personas ofrecieron considerablemente menos [dinero]”.
Por Héctor Campos