Red Bull afronta con optimismo moderado la cita italiana
El hecho de que Red Bull consiguiera el doblete en Spa, que se caracteriza por su velocidad, sorprendió al mismo equipo. La Fórmula 1 visitará Monza la semana que viene, el templo de la velocidad, donde los monoplazas llegan a alcanzar velocidades superiores a los 340 km/h. ¿El motor Renault estará a la altura? Los de Milton Keynes son conscientes de su inferioridad, pero son optimistas.

Todavía falta una semana para que Monza vuelva a acoger un Gran Premio de Fórmula 1, pero el Autodromo Nazionale ya es noticia. El circuito de los 'tifosi', único en el calendario, es el más rápido del calendario y no es de extrañar que aquellos equipos que equipan motores menos potentes estén preocupados.

Sin embargo, Red Bull venció en Spa, una de las citas más veloces de la categoría reina. No sólo vencieron: también se hicieron con el doblete. Aunque Monza no cuenta con tantas curvas rápidas como Spa, Adrian Newey no tiene muy claro cómo será la actuación de la escudería allí. En declaraciones a la revista Autosprint, el directo técnico de las bebidas energéticas comentó: "En los dos últimos años Monza no ha sido un buen circuito para nosotros, así que ya veremos".

Sebastian Vettel, vencedor de la prueba belga, confía en que la competitividad del RB7 no sea muy diferente a la que mostró entre los árboles de las Ardenas. "El coche era fantástico en Spa y su configuración era fabulosa", dijo el alemán. "Así que Monza debería ser pasable".

Por su parte, Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, asimiló la victoria en Spa con sorpresa. "En muchos sentidos lo fue, sí, porque el poder del motor es un factor determinante ahí y pensábamos que quizás podría favorecer a nuestros oponentes".

Red Bull preparó un alerón trasero específico para Spa y Monza, caracterizado por ser más pequeño y plano que el habitual. "Creoque si queremos acercarnos al resto de motores en las rectas deberemos tener menos carga en el alerón".
Por Martí Muñoz