Se trata del primer coche de carreras diseñado así desde su idea original
La prestigiosa empresa de ingeniería Fondtech, filial de Aerolab, ha recogido el guante arrojado por Jean Todt cuando dijo que le gustaría ver una categoría de monoplazas. Tras el Formulec EF01, el E-11 que acaban de presentar puede ser el siguiente competidor de esa posible futura categoría.

El laboratorio tecnológico Fondtech, compañía bien conocida en el mundillo de la velocidad se ha puesto manos a la obra y en lugar de 'injertar' un sistema de propulsión eléctrico en un monoplaza ya conocido, lo que ha hecho ha sido diseñar un bólido eléctrico desde cero. Para ello ha echado mano de lo último en tecnología aerodinámica gracias a su filial Aerolab donde su responsable, Jean-Claude Migeot, ha estado trabajando durante los tres últimos años en la idea en su sede boloñesa.

El proyecto se inició en 2009, con simulaciones por ordenador para diseñar un modelo con el que empezar a trabajar, a pesar de que el inicio 'oficial' del plan se iniciase en 2010. Desde entonces han continuado la investigación con programas CFD, y se ha construido una maqueta a escala que ya ha entrado varias veces en el túnel desarrollado, ya se ha probado el conjunto motor-caja de cambios en el banco de pruebas e incluso su chasis a escala real ha comenzado su construcción.

El E-11, que es como se llama el monoplaza, no ha realizado excesivas concesiones al tema aerodinámico y se ha buscado unas líneas de bajo nivel de arrastre basando su estabilidad principalmente en el agarre mecánico. La idea es que iguale las prestaciones de un Fórmula3 actual durante una carrera programada a veinte minutos. Otra de las preocupaciones es el peso y distribución de las pesadas baterías, especialmente en caso de accidente. A nadie le gustaría ver a participantes, comisarios o espectadores heridos tras el desprendimiento de una de estas piezas, y es por ello que se han alojado en las profundidades del chasis y con fuertes sistemas de sujeción para evitar esta posibilidad.

Fondtech quiere ver su monoplaza corriendo la futura categoría 'E' (de eléctricos), que se espera vez su primera salida en 2013. La compañía ha tenido clientes anteriormente como Tyrrell, Benetton, Renault, Toyota, Team Lotus, AMG-Mercedes, Audi Sport, Opel Motorsport, Peugeot Sport y VW Motorsport.


Por José M. Zapico