El campeón de 2009 no tira la toalla para el título de 2011
Con el permiso de Red Bull y sus pilotos, Jenson Button está siendo uno de los protagonistas de la actual temporada. Con dos victorias muy peleadas y un gran nivel de pilotaje al volante del MP4-26, el británico ocupa la cuarta posición en el mundial de pilotos, a 110 puntos del líder Sebastian Vettel. A pesar de la diferencia y la ventaja del alemán, el piloto de McLaren ha asegurado que no va a tirar la toalla siempre y cuando queden opciones reales para proclamarse campeón de 2011.

El Gran Premio de Bélgica volvió a mostrar que Red Bull está un paso por delante de sus principales rivales y que lo tienen todo de cara para alzarse con el mundial de pilotos y el de constructores. Sin embargo, con siete carreras aún por disputarse y 175 puntos en juego, todo puede suceder. A pesar de la amplia ventaja de Sebastian Vettel, el cuarto clasificado, Jenson Button, ha asegurado que no va a tirar la toalla mientras existan posibilidades reales de ganar el mundial y seguirá luchando.

"Soy piloto de carreras y conozco lo rápido que pueden cambiar estas cosas, así que sé que nunca se puede dar por acabado hasta que está acabado", afirmaba el piloto de McLaren a Sky Sports. "Sería decepcionante pensar en que es inalcanzable. Todavía quedan siete carreras, lo que supone 175 puntos si las ganas todas, y nunca sabes lo que puede suceder, así que todavía hay competición", añadía el campeón de 2009.

Aunque la escudería de Woking ya anunció que han empezado a trabajar en el monoplaza de 2012, Button ha asegurado que el desarrollo del actual MP4-26 todavía sigue en curso. "Somos un equipo grande con muchos recursos. Obviamente, se requiere mucho tiempo para diseñar, desarrollar y construir un monoplaza nuevo cada año, así que habrá un pequeño equipo trabajando en el coche de la próxima temporada durante los siguientes meses", explicaba el británico, quién ha ganado dos carreras esta temporada.

"A medida que vaya pasando el año, cada vez más gente saldrá del programa 2011 para centrarse en el monoplaza de 2012. Al final de esta temporada, todos nuestros recursos serán para 2012 y será cuando realmente empecemos a desarrollar el MP4-27. Este es un proceso que también continuará a lo largo del próximo año", añadía Button.

Respecto a la próxima temporada, no se esperan grandes modificaciones ni incorporaciones en el reglamento, por lo que la evolución del monoplaza no será tan agresiva como lo fue para 2011. "Hay pocos cambios de reglas para el próximo año, así que es importante que entendamos cómo afectarán en el diseño fundamental del monoplaza antes de ir demasiado lejos con gran parte del trabajo", afirmaba el campeón de 2009.

"Así que tendremos diseñadores, ingenieros y reponsables de la aerodinámica que trabajen para entender cómo las regulaciones de 2012 afectarán a la actuación del monoplaza, y entonces trabajaremos duro para optimizar el coche alrededor de las nuevas normas. Mucha gente no se da cuenta de que la Fórmula 1 es mucho más una carrera fuera de la pista que no dentro de ella", añadía el piloto de McLaren.

Con un mundial que podría estar casi sentenciado, Button no se rinde y siempre y cuando haya posibilidades, el británico, junto a su equipo, luchará por el campeonato.
Por Cristina Díaz