El alemán no tiene planes más allá de 2014
El vigente campeón del mundo no tiene planes más allá de hasta donde su contrato con Red Bull le obliga. La fecha de 2014 puede ser el inicio de su marcha hacia otro equipo, otra categoría o incluso del propio deporte. Sebastian Vettel no sabe lo que va a hacer.

Sebastian Vettel no descarta colgar su casco mucho antes de su trigésimo cumpleaños. Con apenas 21 años de edad, hace tres, el alemán se convirtió en el ganador más joven de la historia de la F1 cada vez ganador precisamente en Monza al volante de un Toro Rosso.

Ahora viaja cómodamente hacia el que puede ser su segundo título consecutivo, y tras haber firmado un acuerdo con su equipo para las tres próximas temporadas; más allá de esta fecha se niega a decir cual puede ser su futuro, y no descarta ninguna posibilidad. "De momento tengo un contrato [hasta 2014] y no miro mucho más allá en este momento", dijo Vettel a la edición alemana de la revista Playboy.

"Tal vez en cuatro o cinco años no tenga ganas de seguir en la Formula 1 y quiera hacer algo diferente. De momento no puedo imaginarlo, pero nunca debes decir nunca", agregó.

"La sensación que tengo cuando corro es que es muy divertido y me da más satisfacciones que ninguna otra cosa en la vida. Tu cuerpo sufre enormes fuerzas y sólo pisas el freno y giras el volante, pero tu cerebro te dice a gritos "¡déjalo, eso es imposible!", pero luego el coche te demuestra que se puede hacer", piensa en voz alta el líder de la clasificación.

Sebastian Vettel tiene gustos baratos a pesar de haber hecho una fortuna con su corona; se gasta su dinero en su colección de DVDs y su coche favorito es la furgoneta Volkswagen. "¿Porqué la furgoneta?", le preguntaron, "porque puedes hacer casi cualquier cosa con ella, puedes hasta enchufar un congelador en el conector del mechero", respondió Vettel entre risas, "no hay realmente nada en lo que necesite gastar mucho dinero".
Por José M. Zapico