La marca milanesa repite gomas para el Gran Premio en casa
La Fórmula 1 vuelve al circuito de Monza con motivo del GP de Italia. La pista italiana es una de las más rápidas del calendario, con una velocidad media de 250 km/h, todo un reto para neumáticos, pilotos e ingenieros, pero incluso también para Pirelli. La marca milanesa se sentirá en Monza como en casa, ya que sus oficinas centrales se encuentran a media hora del circuito.

Pirelli llevará a Monza los compuestos medio (pintados de blanco) y blando (pintado de amarillo), diseñados para satisfacer las exigencias del diseño de alta velocidad de este trazado. A pesar de que este circuito es uno de los más duros del año, dónde la huella de contacto de los neumáticos en recta puede aumentar hasta tres veces debido a la carga aerodinámica, se esperan de dos a tres pit stops de media.

"Monza es, por motivos obvios, una carrera muy importante para nosotros, tanto como compañía, como desde un punto de vista técnico. Estamos deseando competir en casa, especialmente ahora que entramos en un momento crucial de la temporada", ha explicado Paul Hembery, director deportivo de Pirelli.

Pirelli logró seis victorias en 'su casa' durante la década de los 50, en este trazado dónde, aunque ha habido muchas modificaciones, aún es difícil encontrar una tracción perfecta en aceleración y frenada, ya que los equipos cuentan con una baja carga aerodinámica para maximizar su velocidad máxima en recta.

También hay unos cuantos bordillos en las chicanes que ponen mucha carga lateral en los neumáticos, que aportan un sobreesfuerzo enorme, ya que las cubiertas reciben 53 vueltas durante la carrera.

"En un circuito rápido como Monza, la estrategia de neumáticos es crucial, y será duro lograr alguna pérdida de tiempo en los pit stops, con los coches en plena aceleración durante tanto tiempo. Esperamos que haya una diferencia de un segundo por vuelta entre el compuesto medio y el blando, pero no podemos asegurarlo hasta que no veamos las primera pruebas libres del viernes", añade Hembery.

"La versatilidad de cada neumático va a ser un elemento clave aquí, ya que la goma debe enfrentarse a un amplio rango de condiciones durante el fin de semana. Es, como siempre, un gran reto, pero estamos deseando demostrar lo mejor de la tecnología italiana y el 'saber-hacer' de la compañía en nuestra propia casa".

Superblando
Blando
Medio Duro
Australia Compuesto 2 Compuesto 1
Malasia Compuesto 2 Compuesto 1
China Compuesto 2 Compuesto 1
Turquía Compuesto 2 Compuesto 1
España Compuesto 2 Compuesto 1
Mónaco Compuesto 2 Compuesto 1
Canadá Compuesto 2 Compuesto 1
Europa Compuesto 2
Compuesto 1

G.Bretaña
Compuesto 2 Compuesto 1
Alemania Compuesto 2 Compuesto 1
Hungría Compuesto 2 Compuesto 1
Bélgica Compuesto 2 Compuesto 1
Monza Compuesto 2 Compuesto 1



"Monza es un circuito muy especial para todos los pilotos. Es el circuito más rápido de todo el Campeonato y conducir aquí nos proporciona sensaciones extraordinarias. También es muy especial por razones emocionales, especialmente si eres un piloto Ferrari, tal y como pude comprobar el pasado año. Ganar en Monza es increíble, pero ganar con un coche rojo es incluso mejor. Estar en el podio, viendo a miles de fans por debajo con sus camisetas rojas y sus banderas Ferrari es abrumador", ha comentado Fernado Alonso.

"Nuestro deseo para este año es el mismo: la victoria. Conocemos nuestro potencial para alcanzar este objetivo pero también somos conscientes de que nuestros oponentes están muy fuertes. Estoy seguro de que vamos a tener una carrera emocionante, tal y como venimos viviendo durante toda la temporada. La vuelta de Pirelli a la F1 ha hecho aumentar el espectáculo, que era uno de los objetivos a principios de año, así que debemos agradecérselo – y qué mejor ocasión que hacerlo en su propia casa", concluye el asturiano.



NOTAS TÉCNICAS:

Monza fue uno de los circuitos dónde Pirelli probó sus neumáticos en su programa de pruebas de pretemporada.

En Monza, los coches ruedan con la carga aerodinámica más baja del año para eliminar la resistencia. Un típico paquete aerodinámico para este trazado genera un 15% menos de carga aerodinámica del que se necesita en Spa. Esto tiene un profundo efecto en los neumáticos, que pueden deslizarse con mayor facilidad.

La suspensión es otra área del set up de Monza que afecta a los neumáticos. La baja carga aerodinámica supone que los vehículos tienen que confiar en el agarre mecánico, por lo que los reglajes de las suspensiones se diseñan para asegurar la mejor tracción en aceleración y frenada, permitiendo también que los pilotos puedan atacar las chicanes.

Monza es una carrera importante para el actual campeón del mundo, Sebastian Vettel. El alemán se convirtió aquí en el piloto más joven que ganaba un Gran Premio de F1, tras lograr el triunfo en el GP de Italia en 2008, con 21 años y 73 días. Así, batió el récord de Fernando Alonso, que se impuso en el GP de Hungría de 2003 con 22 años y 26 días.

Por Ana Zoe Marí