La petrolera de origen español se introduce en la F1 como sponsor
La Scuderia Toro Rosso ha confirmado el acuerdo de patrocinio con la petrolera española Cepsa, tal y como apuntamos el pasado mes de junio. La llegada de dinero al equipo de Faenza, confirmado desde hace unos meses con la entrada de IPIC al accionariado de la escudería, hará mejorar su monoplaza en la fase final de la temporada.

Como resultado de negociaciones entre la petrolera española, el fondo inversionista Aabar de Abu Dhabi y el banco suizo Falcon Investments (los tres participados por el fondo IPIC, International Petroleum Investment Company), Toro Rosso lucirá los colores de Cepsa a partir de la carrera de Monza, tal y como ya adelantamos el pasado mes de junio.

Los logotipos de la compañía española aparecerán en el alerón trasero de los STR6 de Jaime Alguersuari y Sébastian Buemi, el morro, los 'endplates' de las alas delanteras y los monos de sus pilotos. El empujón financiero del que disfruta el equipo se ha notado ya este año, pero aún se percibirá de una forma más clara en 2012, año en el que sus monoplazas pueden dar un salto de gigante empujado por el repentino apoyo financiero.

En declaraciones a Autosport, Franz Tost mostraba su satisfacción ante el acuerdo: "[Podremos] construir el equipo, atraer a más personas y aumentar el rendimiento, [para hacer eso] se necesita un poco más dinero", ha explicado. "Tenemos la suerte de recibir a estos nuevos patrocinadores que ya se encuentran a bordo, junto con Red Bull. Estoy muy contento de tener a estas empresas de nuestro lado".

Esta jugada podría afianzar la posición de Jaime Alguersuari como piloto titular en la escudería; España es el principal mercado de Cepsa y Jaime podría ser la imagen de la petrolera antes de que ésta dé el salto al resto de Europa.
Por José M. Zapico y Cristóbal Rosaleny