La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) anunció, a través de su nuevo presidente Bernardo Lorenzo, que revisará la actual normativa sobre las condiciones de la cuota de abono que cobra Telefónica a todos sus clientes de telefonía fija en España.

Así, el regulador abre la puerta para que la compañía que preside César Alierta pueda incrementar libremente el precio de la cuota de abono de telefonía fija, congelada desde hace cuatro años por consideración del árbitro del sector. En opinión de Bernardo Lorenzo, se trata del “único mercado de las telecomunicaciones todavía con precios minoristas establecidos por el regulador”.

Actualmente, el precio máximo fijado por la CMT es de 13,97 € al mes y así permanece desde hace tres años. En los últimos 12 meses, todos los operadores alternativos de ámbito nacional han incremetado el precio un euro. Esto ha convertido a Movistar en la más barata si comparamos con los 15 € que cobran el resto de operadores.

Otros mercados que pasarán por la lupa de la CMT corresponden a los operadores móviles virtuales (OMV), figura que irrumpió en España hace casi cinco años y que desde entonces mantiene invariable la normativa y condiciones generales de ese sector. En la actualidad hay 22 compañías que ofrecen sus servicios de telefonía móvil con las redes de otras empresas a cambio de “precios razonables”. La CMT justificó su intervención en el caso de que los operadores implicados en algún conflicto no fueran capaces de resolverlos por sí mismos.

Otros asuntos que la CMT tiene previsto revisar, es el aumento del límite de los 30 megas que impide que los operadores alternativos puedan emplear la red FTTH de Telefónica para ofrecer velocidades superiores, los precios que los OMV pagan a las operadoras móviles con red propia o la asunción de competencias en materia de defensa de los derechos de los usuarios.






diesl.com