Si no incluyes productos lácteos en tu dieta, debes dotar al organismo del suficiente calcio tomando leche de soja fortificada u otros alimentos enriquecidos cuyo aporte en calcio sea similar al de estos.