Desde que la marca italiana sustituyera a Bridgestone como distribuidor de neumáticos, Heidfeld, Di Grassi, De la Rosa y Grosjean han probado los neumáticos Pirelli como pilotos de pruebas oficiales. El coche de pruebas que ha usado Pirelli ha sido el Toyota de 2009, que para parecerse más a los actuales monoplazas recibió también una mejora en la aerodinámica.

Pero según ha confirmado Hembery a la agencia Reuters, la actitud de Pirelli con respecto a los tests cambiará en 2012: "Nos estamos inclinando de cara a simuladores y a datos simulados", dice Hembery.

"También contaremos con el test de mitad de temporada en Mugello, como hemos acordado con los equipos. Este test nos ayudará mucho ya que será con coches de 2012 y podremos empezar a enseñarles los neumáticos de 2013".

Mientras tanto, Hembery ha dicho que los pilotos le han pedido más neumáticos blandos en una reunión de la FOTA.

"Recibimos una petición de los pilotos pidiéndonos cambiar el número de neumáticos proporcionados, así que sería bueno echarle un vistazo para comprobar si realmente somos capaces de hacerlo", dijo el británico.
Por Lucas Navarrete