La Fórmula 1 es imprevisible y no todo depende de trabajar al máximo
Fernando Alonso es más realista que Stefano Domenicali. El piloto español ha matizado en la primera conferencia de prensa de la FIA de este GP de Italia, que para 2012 trabajarán al máximo para recuperar su competitividad, pero nada garantiza que vaya a ser así. Estas declaraciones del bicampeón suavizan el ímpetu que mostró ayer Domenicali en el Fans Forum, donde aventuró que "éste será el último año decepcionante de Ferrari".

Ferrari sabe lo necesario que es para la moral del equipo y de los tifosi empezar la próxima temporada con buen pie. La temporada 2011 está prácticamente perdida, ya que la enorme ventaja de Sebastian Vettel en el Mundial unida a la desigual competitividad de la Scuderia, hacen insalvable la distancia en puntos con el alemán: "Para el próximo año, estamos trabajando muy duro para ser competitivos desde el primer momento de la temporada. Es el objetivo que tenemos de cara a los próximos meses, en los test de pretemporada y en todo el tiempo que tengamos disponible desde ahora hasta la primera carrera".

Stefano Domenicali se atrevía ayer a garantizar ante los fans en el Foro que organizaba la FOTA junto con Pirelli, que van a crear un equipo imbatible y que ésta que hemos vivido será la última temporada decepcionante de Ferrari. Sin embargo, el que ha puesto freno al optimismo del jefe de equipo de Ferrari ha sido el propio Fernando Alonso, que sabe que la F1 es imprevisible y prefiere no aventurarse: "En la Fórmula 1 es imposible estar seguro, es un deporte muy complejo y el año que viene, aún siendo optimista, aún si trabajas durante las 24 horas del día, cuando llega febrero y pones el monoplaza en pista, puedes llevarte sorpresas agradables pero también algunas desagradables".

"Esperemos que con el esfuerzo de todos nosotros podamos ser competitivos desde el inicio. Creo que debería ser así porque tenemos el potencial, la gente adecuada, tenemos personas con mucho talento en el equipo y todas las facilidades disponibles para ser competitivos desde el primer momento".

"Para este año, obviamente, a falta de seis carreras, siete si contamos ésta (Monza), queremos ganar carreras, sin duda, pero también somos muy realistas. Sabemos cuál es la situación, sabemos que no hemos sido muy competitivos en las pasadas dos o tres carreras, además las actualizaciones en el monoplaza serán mínimas en todos los equipos, así que nos mantendremos más o menos equilibrados. Así, dependerá de la pista, de cómo te adaptes a ella y de la suerte que tengas ése fin de semana. Concentrémonos en Monza, intentemos ganar y después ya veremos".
Por África Rosaleny