Culpa a los medios de atribuirle una imagen negativa
Fernando Alonso ha culpado a los medios de comunicación británicos de haber creado una imagen suya de piloto número uno consentido y mimado.El corresponsal del O Estado de S. Paulo Livio Oricchio preguntó al español si es cierto que todo va bien dentro del equipo, considerando el hecho de que no comparte un mismo estatus con su compañero de escudería.

“Ésa es una idea que fue creada en 2007”, respondió el piloto de Ferrari, haciendo alusión a su turbulenta temporada junto a Lewis Hamilton en la escudería McLaren. “La razón fue la contaminación de los medios, particularmente de los ingleses”, lamentó.

“Llevo en la Fórmula 1 once años. Durante diez, fui un profesional consumado. Ingenieros, mecánicos y mis compañeros de equipo no podían decir una palabra contra mi profesionalidad”, apuntó el bicampeón. “Pero en 2007 con McLaren, la prensa inglesa, semana tras semana, contaminó nuestra relación, que no era mala. Eso es lo que guío la impresión general sobre mí. Pero nada cambia para mí, mis valores siguen siendo los mismos. Cuando volví al mercado, las ofertas que recibí fueron tan buenas como antes y después de 2007”, señaló Alonso.

Otra percepción bastante generalizada es que Alonso, a sus treinta años, está disfrutando de una posición de privilegio en Ferrari debido a su vinculación con el patrocinador principal del equipo, el banco español Santander. “¿Bien, no? Todo el mundo puede hablar y pensar lo que quiera, es parte del deporte –los medios también, especialmente con Internet”, respondió el asturiano.

La próxima parada de la F1 es en Singapur, donde Alonso ganó no sólo el año pasado, sino también en 2008, cuando su compañero de equipo en Renault, Nelson Piquet, se estrelló deliberadamente para provocar la salida del coche de seguridad.

El líder de Ferrari insiste en que aún considera aquella victoria como una de las mejores que ha logrado. “Hay algo de la pista que se adapta a mi estilo de pilotaje”, reconoció Alonso. “Sé que es raro para vosotros, pero la victoria de 2008 es tan especial como la del año pasado”, sentenció.
Por Dani Pérez Corona