"Fue como volver a la Edad de Piedra de la F1", comenta Peter Sauber
Peter Sauber ha reconocido que está "enfadado" después de que sus dos monoplazas tuvieran que abandonar en Monza debido a sendas roturas de sus cajas de cambio. Las unidades, al igual que los motores del equipo suizo, son suministradas por Ferrari.

"Fue como volver a la Edad de Piedra de la Fórmula 1", bramó Peter Sauber en unas declaraciones recogidas por la publicación germana Auto Motor und Sport, en las que hacía referencia al hecho de que los problemas técnicos son en la actualidad cada vez menos frecuentes.



La revista alemana apuntó que Ferrari "aún tiene que analizar" la causa de la doble rotura, debido a la cual tanto Sergio Pérez como Kamui Kobayashi tuvieron que retirarse del Gran Premio de Italia. 

Sauber recordó que los defectos costaron al equipo de Hinwill valiosos puntos del campeonato del mundo de constructores en la batalla que su escudería mantiene con Force India y Toro Rosso.



"Por segunda vez esta temporada, como en Australia, hemos cedido ante nuestros oponentes una gran cantidad de puntos", señaló Peter. "Pero nos lo tenemos que tomar deportivamente y atacar al máximo en las últimas seis carreras".

Para después de 2011, Sauber espera contar con un mayor presupuesto que le permita hacer un mejor uso de las instalaciones de su base de Hinwil, que una vez fuera el cuartel general del equipo BMW.
 "Pienso que la infraestructura es excelente y, por supuesto, con más dinero podemos ser más rápidos. En nuestro caso es muy fácil", indicó el propietario y jefe de equipo, de 67 años. Por otra parte, Sauber también anunció que tiene la intención de ampliar el personal del equipo más allá de los actuales 280 empleados con los que cuenta.
Por Dani Pérez Corona