La meta de McLaren es defender el segundo puesto en el mundial de equipos
Jenson Button se ha comprometido a seguir compitiendo con todo su corazón para el resto de la Fórmula 1 este año la campaña a pesar de conceder la carrera por el título ha terminado. No hay misterios en ello: los de Woking no quieren dejar escapar la segunda plaza como constructores, el premio en metálico es grande.

El campeón del mundo de 2009 ha sido capaz esta temporada de superar al resto en dos pruebas; su inteligencia a la hora de avanzar cuando los demás se enzarzan en peleas y se meten en líos, Jenson ha mostrado una astucia y habilidad extraordinaria.

Muchos tildan al británico de segundo piloto de su escudería, pero supera en puntos a su compañero Lewis Hamilton en un equipo que no quiere inclinar su balanza pública adjetivando a ninguno de ellos y llevando la igualdad de trato por bandera. Esa igualdad y la práctica imposibilidad de dar caza al implacable Sebastian Vettel, puede dar como resultado una unión interpares para defender la bien ganada plaza de segundo equipo en el mundial de constructores, que es a la postre el que más beneficios aporta a las arcas de las escuderías.

La cifra que reciben los equipos fluctúan dependiendo de las cuentas anuales de Bernie Ecclestone, pero un segundo puesto bien podría rondar los 75-80 millones de euros en premios. McLaren ocupa la segunda plaza por delante de Ferrari y en las seis carreras restantes no parece fácil que esto cambie (Red Bull 451 puntos, McLaren 325 puntos, Ferrari 254 puntos).

Esta es la guerra en la que Jenson Button afirma que no bajará sus brazos al afirmar "no hay ninguna posibilidad. No va a cambiar nada" en referencia a la caza de Red Bull, pero añade "cualquier cosa que hagamos, porque somos corredores, ya sea de conducción en la F1, karting o triatlones, lo que sea, quieres ganar. Eso no cambia repentinamente, porque no haya un campeonato que ganar. La emoción al cruzar la línea cuando ganas un Gran Premio es... es muy diferente a ganar un campeonato mundial".

Todo apunta que en el plano personal uno de los pocos objetivos que quedan a Button es terminar lo mejor de los demás -superar a Alonso-, y, a su vez por delante de su compañero de equipo Lewis Hamilton en clasificación. "Esto es probablemente más importante para ustedes (los medios) que para nosotros en el equipo. Estoy contento con la forma en que estoy pilotando, con lo que el equipo está haciendo, con la forma en que el coche funciona, y eso es lo más importante. Si esto sigue así, voy a estar feliz al final del año".

A pesar de todo no parece absolutamente contento con el manejo de su escudería, "hemos cometido un par de pequeños errores, incluso en las últimas carreras. Eso te duele cuando estás luchando contra Red Bull y Sebastian, que son impecables en este momento".
Por José M. Zapico