La marca francesa se muestra confiada en desarrollar unos turbo V6 de 1,6 litros que ofrezcan un buen rendimiento
Durante el Gran Premio de Italia se dio a conocer que Renault continuará suministrando motores a Red Bull hasta 2017. El anuncio llega semanas después de que la marca francesa afirmara que para la próxima temporada Williams volverá a estar entre sus clientes. Con cuatro escuderías que contarán con motores Renault, la marca del rombo ha reconocido no descartar la posibilidad de ampliar su mercado.

En la temporada 2012 Renault suministrará motores a cuatro escuderías de la parrilla de Fórmula 1: Lotus Renault GP, Team Lotus, Red Bull y Williams (y se rumorea que a HRT). Con una presencia cada vez mayor en la competición en cuanto a motores se refiere, el director de operaciones de la marca francesa, Carlos Tavares, ha reconocido no descartar ampliar su actual mercado.

"Que cuatro equipos acudan a nosotros para que les suministremos motores y tengamos la capacidad de satisfacerles es muy positivo. Si tenemos que proveer a más socios no me opondría a ello. A cuantos más socios tengamos más reducimos el coste. Creo que es importante para Renault tener una importante cuota de mercado para hacernos oír. Nuestros equipos de trabajo en Viry-Chatillon son más que capaces para suministrar a cuatro equipos, así que no veo ninguna razón para cambiar nuestra estrategia", afirmaba Tavares en una entrevista publicada en la web oficial de Renault Sport.

Las declaraciones del director de operaciones de la marca del rombo coinciden con las del director general de Renault Sport F1, Jean-Francois Caubet. "Tendremos cuatro equipos... ¡veremos qué es lo que nos depara el futuro! No queremos poner a ninguno de nuestros equipos en una posición comprometida, algunos querrán desarrollar su propio sistema eléctrico o baterías específicas, pero proveeremos el mismo motor a cada equipo. Estoy seguro de que tendremos cuatro equipos satisfechos y seguramente otros equipos se interesarán en nosotros", señalaba Caubet.

Actualmente, la compañía francesa suministra motores a Red Bull, Lotus Renault GP y Team Lotus. Sin embargo, la próxima temporada, la alianza Renault-Williams, tan exitosa en el pasado, volverá a sucederse. Tavares afirma estar contento con el acuerdo con la escudería británica así como el trabajo de desarrollo y buen rendimiento de motores que están llevando a cabo.

"Nuestra estrategia no ha cambiado. Hemos vuelto a centrar nuestras operaciones en el suministro de motores. El corazón de un coche es su motor así que estoy contento de que nos estemos centrando en este elemento. Creo que lo estamos haciendo bien y los resultados hablan por sí solos", aseguraba el director de operaciones de Renault.

En 2014, los motores cambiarán y pasarán de los actuales V8 de 2,4 litros a los turbo V6 de 1,6 litros. Para la marca francesa, la nueva normativa no será ningún incoveniente ya que la historia de la F1 les sitúa como los pioneros en éste asunto. "La aerodinámica y los turbo son partes intrínsecas de la experiencia de Renault y sabemos cómo diseñar motores que sean más pequeños pero que sigan teniendo un buen rendimiento y consumo de combustible. Por lo tanto, no estoy preocupado, estoy confiado", añadía Tavares.
Por Cristina Díaz