Luca di Montezemolo ha rechazado las voces que sugieren que Ferrari debería tentar a Ross Brawn para que volviera a la Scuderia
Ferrari no gana un título de pilotos desde el año 2007, pero Montezemolo, presidente del equipo de Maranello, explicó en Monza que apoya sin matices al actual jefe de equipo del Cavallino, el italiano Stefano Domenicali.

"La gestión del equipo permanecerá invariable", señaló esta semana Luca di Montezemolo en el Salón del Automóvil de Frankfurt, según apunta el diario finlandés Turun Sanomat. "Hay algunos pequeños retoques por hacer, pero no relacionados con los puestos clave".

Algunos medios italianos y aficionados de Ferrari han sugerido que el equipo debería volver a contar con su anterior director técnico, el británico Brawn, y otorgar de nuevo al diseñador Rory Byrne un puesto de responsabilidad.

"El retorno de Ross Brawn se ha propuesto, pero se puede ver claramente lo duro que está trabajando en Mercedes", recordó Montezemolo. "Hemos elegido el camino de la estabilidad" insistió.

"¿Debería pedir perdón?" se preguntó el italiano en unas declaraciones que recoge Il Corriere Della Sera. "No, porque siempre estamos entre los protagonistas", sentenció.

"La prohibición de los entrenamientos en pista nos afectó mucho, ya que la nuestra es una cultura de lo mecánico, diferente a la (cultura) aerodinámica de los ingleses. Y luego están las normas que son demasiado restrictivas con los motores, con los técnicos frustrados por la imposibilidad de incrementar la potencia", indicó Montezemolo.
Por Dani Pérez Corona