Hamilton sobre el GP: "Correré para ganar"
El próximo gran premio de Fórmula 1, que se disputará en las nocturnas calles de Singapur, nos deparará emoción y espectáculo, según el patron de McLaren, Martin Whitmarsh. A pesar de que el trazado urbano no suele ofrecer igual de posibilidades de adelantamientos que otros circuitos, Martin cree que este año hay motivos para pensar que será diferente.

Aún hay esperanzas en McLaren para presenciar carreras divertidas, a pesar de la tremenda superioridad de Red Bull y, especialmente, de Sebastian Vettel –ha ganado las dos últimas carrera disputadas: Bélgica e Italia–: "Vamos a Singapur muy esperanzados con nuestro potencial de rendimiento", asegura Martin. "También creo que estamos listos para continuar con la tendencia que hemos visto ahora esta temporada, con el alerón móvil animando las carreras".

El alerón móvil y Jenson Button –que en la última carrera remontó del decimotercero al tercer lugar– son algunas de las bazas para que Singapur tenga esas dosis de adrenalina necesaria en Fórmula 1, según Whitmarhs: "Tenemos la suerte de tener a dos pilotos que nunca están satisfechos simplemente estando sentados detrás de otro coche; el alerón móvil significa que debemos esperar una competición electrizante este fin de semana".

La espectacular pista de Marina Bay no ha dado en la práctica grandes carreras, y los adelantamientos han escaseado en prácticamente todas las ediciones disputadas, pero Matin aún confía en ella: "Es lo suficientemente amplia para acoger batallas rueda contra rueda emocionantes, y sinceramente espero que las veamos este fin de semana".

Jenson Button tratará de complacer a su jefe, y reconoce que Singapur es una de las prioridades en la lista de "carreras pendientes" por ganar: "Es una de las carrera que más me gustaría ganar, y espero que podamos ser capaces de demostrar el mismo ritmo que demostramos en Mónaco y Hungría, donde tuve dos de las mejores carreras de mi temporada", augura el campeón mundial de 2009.

Por su parte, Lewis Hamilton intentará avanzar y recuperar terreno en la tabla clasificatoria, y quiere hacerlo desde el mismo viernes: "Quiero asegurarme de que llegamos a Singapur con un buen reglaje, y que somos capaces de correr con él en los entrenamientos y en la clasificatoria". Lewis asegura que McLaren podría haber ganado las carreras de Bélgica e Italia, y confía plenamente en su monoplaza y en su equipo para dar los últimos zarpazos al mundial de 2011: "Si todo va según nuestro plan, deberíamos estar en plena forma el domingo. Aunque el título esté casi decidido, nunca me doy por vencido. Pilotaré para ganar, como siempre".
Por Héctor Campos