Aclara que no dudará en criticarle de nuevo en caso de ser necesario
No lo hace a menudo, pero Niki Lauda insiste en que se quita su icónica gorra roja ante Michael Schumacher tras sus dos últimos Grandes Premios. A pesar de haber hecho un llamamiento al piloto alemán de 42 años para que colgara su casco, el triple campeón del mundo ha declarado: "Me quito la gorra ante sus actuaciones de las dos últimas carreras".

"Su Mercedes era bueno en las pistas de alta velocidad y Michael ha sido capaz de demostrar que todavía está en ello", dijo el famoso austriaco a la revista alemana Auto Bild.

Lauda, de 62 años, ha sido una de las personas más críticas del paddock con el heptacampeón del mundo en su segundo año tras su regreso a la Fórmula 1. "Sin embargo", agregó tras elogiar al ganador de 91 Grandes Premios por su actuación en Spa y Monza, "apoyo su decisión, y si va mal, le tengo que criticar". De hecho hace unas semanas no dudo en afirmar que conducía "por diversión, no para la Fórmula 1".
Por Maitane Santiago