Las apuestas se centran en cuándo ganará Vettel el Mundial y quién será subcampeón
Cae el sol y, según se encienden las farolas y los focos que iluminan el circuito, el brillo en los ojos de Sebastian Vettel se acentúa. Un brillo que destella a través de la visera de su casco y rompe las fronteras del pasado: él es el presente de la Fórmula 1.

Un presente de carreras nocturnas, bebidas energéticas, alerones móviles, sistemas eléctricos de propulsión y una juventud que desafía a los mayores campeones de la historia reciente. Este fin de semana, efectivamente, él podría convertirse en el bicampeón del mundo más joven de la Fórmula 1. Toca turno de noche y nadie se va a quedar dormido.



CÓMO PUEDE SER CAMPEÓN

Cuando se apaguen los semáforos en la salida del Gran Premio de Singapur que se celebrará este fin de semana, el joven piloto Sebastian Vettel (24 años y dos meses) tendrá la oportunidad de volver a hacer historia en el deporte mundial. Pero no será fácil, pues depende de sus rivales para conseguir tamaña hazaña. Aún así, existen algunas posibilidades que le harían pasarse, a buen seguro, toda la noche en vela, de celebración en celebración.

Si gana la carrera (sigue siendo el favorito…) el resto del podio debería estar completado por Lewis Hamilton en la segunda posición y Mark Webber en la tercera, mientras que Jenson Button debería ser cuarto. Fernando Alonso, actual segundo clasificado en el mundial de pilotos, tiene que quedar fuera de los cuatro primeros si Vettel gana. Pero si Vettel no ganase (sí, podría ocurrir…) y sólo pudiera ser segundo, Alonso debería ser octavo, mientras que Button y Webber han de ser quintos.

Si por el contrario Vettel sólo logra el tercer escalón del podio, Alonso debería ser noveno, y Button y Webber séptimos como máximo. Si Sebastian no sube al podio, deberá esperar otra carrera para poder descorchar las botellas de champán en el box de su equipo. Tras Singapur aún tendrá cinco posibilidades más para coronarse campeón. Las apuestas ya no se centran en si Vettel gana o no el mundial, sino cuándo lo hará y quién será subcampeón. Tal es la superioridad del RB7 y del joven alemán.



EL CLIMA NO LO PONDRÁ FÁCIL

Pero Sebastian Vettel y Red Bull, aseguran, no ha preparado nada por si algunas de estas combinaciones realmente ocurren el domingo, y esperan primero "ganar la lotería y luego pensar en qué gastar el dinero". La lotería son 61 vueltas de cinco kilómetros cada una (309 en total), 23 curvas y unas protecciones demasiado cercanas a la pista. Una pista especial para una carrera especial, celebrada bajo la luz de la luna y el destello de las estrellas, si no fuera porque la opulencia y futurista ciudad-estado enclavada al sur de la península de Malasia eclipsara el espectáculo celeste.

Los mecánicos, los ingenieros, los pilotos y el resto del personal de los equipos han de adaptarse al capricho occidental de ver una carrera nocturna para no madrugar: "Hay que llegar antes al circuito para aclimatarse", asegura el piloto de Lotus Renault, Bruno Senna. El protagonista este fin de semana, amén de Vettel, será el clima: humedad, lluvias, tormentas y calor. Una combinación terrible que pondrá a prueba la pericia de los pilotos, y la habilidad de los ingenieros para encontrar un reglaje y una estrategia apropiadas. Las lluvias llevan empapando toda la semana Singapur, y las previsiones aseguran que continuarán este fin de semana. La alta humedad reinante en el ambiente hace que el agua no se evapore con tanta facilidad y la pista no se seque con rapidez. La visibilidad nocturna y el reflejo de los focos de la pista podrían también jugar un papel negativo para los pilotos.



EL COCHE DE SEGURIDAD, EL FAVORITO

Aunque Sebastian Vettel es el favorito para ganar este fin de semana, hay otro coche (que no es monoplaza) que tiene todas las papeletas para completar un buen número de vueltas en cabeza. Y es que, aunque los ingenieros se devanarán los sesos para idear las mejores estrategias y sacar el máximo partido posible de las situaciones de la carrera. Todo puede irse al traste si aparece el coche de seguridad, algo bastante frecuente en esta pista.

De hecho, de las tres carreras celebradas hasta hoy en Singapur, el Mercedes AMG ha aparecido en cinco ocasiones (1,7 de media por carrera). Si llega la lluvia, es posible que la media incluso aumente este año. El coche de seguridad acumula 20 vueltas al frente del pelotón de Fórmula 1 en los tres años disputados; sólo Fernando Alonso (92 vueltas) y Lewis Hamilton (57) han rodado más tiempo en cabeza en esta pista. Si las condiciones son normales sobre seco, se espera que se usen los Pirelli blandos y superblandos, mientras que Williams apuesta por una configuración aerodinámica de carga máxima, con un reglaje prioritario a la tracción y la dirección. La exigencia de la frenada es muy alta, pues estamos ante constantes aceleraciones y curvas lentas (la recta más larga es de sólo 830 metros, y se pisa el acelerador en el 45% de cada vuelta).



ALONSO, REY DE LA REPÚBLICA DE SINGAPUR

Pero, pese a todo, a quien no le entusiasma la artificialidad de este tipo de circuitos del siglo XXI, a lo 'Blade Runner'. Porque, si lo despojamos del clima, de las luces, de la parafernalia y de la noche, nos quedamos con un trazado poco desafiante. Eso es, al menos, lo que asegura Jarno Trulli: "Sinceramente, la pista no es especialmente desafiante para el piloto, pues básicamente está hecho de curvas de noventa grados". Pero, pese a todo, las tres ediciones disputadas hasta hoy han dado imágenes espectaculares, carreras únicas y mucha polémica.

Fernando Alonso hizo historia en 2008 al ser el primer vencedor en esta pista, con Renault, aunque no estuvo exenta de polémica, por el accidente premeditado de Nelson Piquet. Sea como sea, el español ahora en Ferrari es especialista en la pista urbana, pues ha logrado dos victorias y un tercer puesto, lo que significa que ha estado siempre en el podio. La del año pasado fue la mejor victoria, sin duda, pues Alonso logró el triplete perfecto; es decir: Pole, victoria de principio a fin y vuelta rápida, algo que sólo un piloto en activo puede contar: Michael Schumacher.
Por Héctor Campos