La organización del GP asegura que la visibilidad no será un problema
La previsión meteorológica pronostica altas posibilidades de lluvia en Singapur durante todo el fin de semana. Al ser un Gran Premio nocturno que se disputa bajo luz artificial, las gotas podrían ser un problema importante para la visibilidad de los pilotos. No obstante, desde la organización de la prueba aseguran que no habrá ningún problema y que el GP no se cancelará.

El Gran Premio de Singapur fue la primera prueba en la historia de la Fórmula 1 que se disputó de noche. Con una iluminación artificial gracias a las más de 1.500 farolas, la visibilidad podría verse afectada en caso de lluvia o nebulosidad en el trazado. Para este fin de semana, la previsión meteorológica pronostica una alta posibilidad de lluvia, pero los organizadores ya han afirmado que el GP no se cancelará.

"No hay ninguna posibilidad de que eso suceda. He notado la visibilidad pero al aire libre no está tan mal. No esperamos ningún problema", afirmaba el director técnico de la prueba de Singapur, Lawrence Foo. Sin embargo, algunos pilotos no mantienen la misma opinión que Foo respecto a la falta de visbilidad que podría haber si llueve durante la prueba. "Hay una regulación que dice que si no podemos ver a una cierta distancia, entonces no corremos", señalaba Jenson Button, piloto de McLaren.

A parte de la lluvia, también preocupan las cenizas y el aire contaminado que llega de la vecina Indonesia, país que está sufriendo graves incendios forestales. Sin embargo, con la declaración del director técnico del Gran Premio de Singapur, se calman los rumores que sugerían que se podría llegar a cancelar la carrera en caso de malas condiciones meteorológicas.
Por Cristina Díaz