La norma incluirá en el sistema a unas 200.000 personas que estaban excluidas, como parados que han agotado la prestación por desempleo



PÚBLICO MADRID 23/09/2011

El Congreso aprobó ayer la Ley de Salud Pública, que garantiza la universalidad de la sanidad pública. La norma incluirá en el sistema a unas 200.000 personas que estaban excluidas, como parados que han agotado la prestación por desempleo y trabajadores liberales que no cotizan a la Seguridad Social, sino a sus mutuas. Hasta 1988 esta situación podría tener sentido, porque la sanidad se financiaba por esa vía, pero desde entonces este servicio se sufraga con los impuestos

La ley también incluye una estrategia de salud pública, que definirá las áreas de actuación y los factores condicionantes de la salud, y una autoridad sanitaria para ejercer las funciones de seguimiento y control. Además, determinará los ámbitos en los que sea de interés fomentar y promover la investigación. La ley crea también un sistema de alerta precoz y respuesta rápida para la detección y evaluación de incidentes reforzando la coordinación entre administraciones.