McLaren admite que tendrán que rediseñarlos para evitar problemas
El campeón del mundo 2008, Lewis Hamilton, ha sufrido numerosos accidentes en pista durante la presente temporada, y tras el último -nuevamente una colisión con Felipe Massa-, Martin Withmarsh ha reconocido que pudo existir un problema con los espejos retrovisores del MP4-26.

Es muy posible que McLaren tenga que modificar el diseño de los retrovisores de su monoplaza para ayudar a Lewis Hamilton, según ha admitido recientemente el jefe del equipo inglés, Martin Withmarsh.

"Lamentablemente [Hamilton y Massa] parecen tener una atracción magnética, ¿no?", señalaba con sorna el jefe de McLaren en unas declaraciones para la agencia de noticias AFP. "Lewis no le vio (en Suzuka). Podrías decir 'bueno, debería haberlo hecho', pero ¿son los espejos lo suficientemente grandes, lo suficientemente buenos? Quizás no, pero fue por una de esas cosas", añadió.

Algunos comentaristas no están seguros de que la visibilidad sea uno de los mayores problemas de Hamilton en la actualidad, señalando en cambio la falta de apoyo fuera de las pistas desde la ruptura con su padre como mánager, o la falta de objetivos del joven inglés.

"No lo creo", manifestó a los medios británicos esta semana el piloto de 26 años. "Todos estáis intentado venir con soluciones sobre por qué no lo estoy haciendo bien. No hay solución. No hay respuesta para ello, así que agradecería que no sacárais conclusiones", agregó Lewis Hamilton.

Pero no hay duda de que una teoría sólida al respecto es que el estado de forma en las últimas citas de su compañero de equipo y vencedor en Suzuka, Jenson Button, ha puesto nervioso a Hamilton.

"Jenson está demostrando ser un formidable compañero", indicó Whitmarsh. "Hay que tener en cuenta que está cinco años por delante de Lewis en su desarrollo profesional. Tenemos unas expectativas enormes, y Lewis tiene esas expectativas enormes sobre sus muy jóvenes hombros".
Por Dani Pérez Corona