La piloto española ha asegurado que hay posibilidades reales de estar en la máxima competición la próxima temporada
María de Villota ha sido la primera mujer española al ponerse a los mandos de un monoplaza de Fórmula 1. Esto ocurrió el pasado agosto en el Paul Ricard y al volante del R29 de Lotus Renault. Meses después, la escudería de Enstone volvió a llamarla paraprotagonizar la exhibición en la última prueba de las World Series by Renault de la temporada. La madrileña ha asegurado que a corto plazo su objetivo es estar en la F1 en 2012 ya que cuenta con posibilidades reales.

En los últimos meses, María de Villota ha estado directamente relacionada con la Fórmula 1 o al menos, con una de las escuderías que compiten en la categoría, Lotus Renault. En agosto la piloto española realizó su primer test al volante de un monoplaza de F1, y semanas después fue la encargada de la exhibición del R30 en la última ronda de las World Series by Renault. Tras varias tomas de contacto con un monoplaza de F1, de Villota ha afirmado que 'hay posibilidades reales' de estar presente en la máxima competición en 2012.

En declaraciones a la agencia Europa Press, la expiloto de la Superleague Fórmula ha asegurado estar más cerca de conseguir un puesto en la Fórmula 1 de cara a 2012. "El primer test que hicimos en agosto fue tan bien que ha ayudado a acelerar las posibilidades. A corto plazo mi objetivo es estar en la Fórmula 1 en 2012", aseguraba de Villota.

En sus dos temporadas en la Superleague Fórmula, la piloto española compitió contra antiguos pilotos de la máxima categoría como Antonio Pizzonia y Enrique Bernoldi. Su competitividad y profesionalidad en pista contra rivales que sabían lo que era manejar un F1 la convencieron para creer que ella también es capaz de participar en Grandes Premios. "Aunque les tengo un gran respeto, no veo una desigualdad de condiciones. Físicamente sí, lo sé. He de trabajar más duro, pero como deportista y piloto creo que con un entrenamiento adecuado y con la experiencia que tengo puedo hacerlo muy bien", aseguraba la española.

El primer entrenamiento de De Villota en un monoplaza de Fórmula 1 contó con un espectador de lujo; Bernie Ecclestone. El magnate de la competición siempre ha querido tener mujeres compitiendo en la máxima categoría y en María ha encontrado a una de las candidatas idóneas.
Por Cristina Díaz