La escudería quiere retener a sus actuales pilotos
La escudería Mercedes GP se ha situado como la máxima opción a los tres equipos punteros de 2011, a pesar de no haber conseguido un podio esta temporada. Con Michael Schumacher y Nico Rosberg con contrato hasta 2012, Norbert Haug señaló que harán lo posible para seguir con los dos alemanes más allá de la próxima temporada. En una entrevista, el piloto de Wiesbaden ha asegurado que está en conversaciones con su actual equipo para ampliar el contrato y tener continudad a largo plazo en la escudería de Brackley.

En sus dos temporadas en la Fórmula 1, Mercedes GP suma tres podios y se sitúa como la escudería más próxima a los tres equipos punteros del mundial; Red Bull, McLaren y Ferrari. Hasta la temporada 2012, Michael Schumacher y Nico Rosberg pilotarán las flechas plateadas, pero visto el personal técnico que están formando y las palabras de Ross Brawn sobre la mejora del monoplaza en los próximos años, la escudería de Brackley quiere retener a sus actuales pilotos para cuando llegue el momento de triunfo.

Tras unas declaraciones de Norbert Haug en las que aseguraba que quiere contar con los dos pilotos alemanes más allá de 2012, Rosberg ha confirmado que actualmente mantiene conversaciones para establecer un contrato de larga duración. "Hemos hablado sobre un compromiso a largo plazo ya que me siento muy cómodo en el equipo. Es un gran proyecto. No quiero entrar en más detalles que esos", señalaba el piloto de Wiesbaden al medio alemán T-Online.

El portal germano también le preguntó si 'activamente' está buscando nuevas oportunidades fuera de Mercedes GP. "Activamente no", reconoció rotundamente el piloto de las flechas plateadas. Aunque con sus palabras no descarta estar abierto a otras ofertas, la voluntad del alemán es seguir en la escudería de Brackley.

En la entrevista, Rosberg no solo habló de su futuro sino también de su compatriota y Campeón del Mundo, Sebastian Vettel, y de su compañero de equipo, Michael Schumacher. El entrevistador describió la temporada del piloto de Red Bull como 'impecable', a lo que el alemán respondió. "¿Impecable? Yo también he tenido una temporada así. He cometido muy pocos errores. Es lo mismo que el año pasado. He pilotado muy constantemente pero no es tan obivo porque estamos compitiendo más atrás", reconocía Rosberg.

Aunque se espera que la próxima temporada haya más igualdad entre equipos y pilotos debido a los pocos cambios y novedades en la normativa, el piloto de Mercedes GP cree que Red Bull seguirá estando al frente de la clasificación. "Obviamente tienen una ventaja inicial. Necesitamos ponernos al día y eso nos llevará algo de tiempo", señalaba el alemán.

Por último, Rosberg negó sentirse molesto por las constantes preguntas sobre su compañero de equipo, Michael Schumacher. "'Molesto' no es la palabra adecuada. Es sólo que he de hablar de él todo el tiempo. Las preguntas siempre acostumbraban a ser sobre mi padre y ahora son sobre Michael Schumacher. Ya estoy acostumbrado a ello", respondía Rosberg esbozando una sonrisa.

Si piloto y escudería quieren continuar su relación más allá de 2012 y se muestran de acuerdo en las condiciones, lo tienen todo a su favor para que así sea. En palabras de Ross Brawn, a partir de la próxima temporada podrán luchar por ganar carreras, logro que Rosberg aún no ha conseguido en sus seis años en la Fórmula 1.
Por Cristina Díaz