El piloto brasileño sigue conmocionado tras la desaparición de dos de sus amigos en una misma semana
Felipe Massa ha llegado a la India con la curiosidad de descubrir un circuito desconocido para toda la parrilla, pero a la vez con el recuerdo de los trágicos accidentes mortales que se cobraron las vidas de Dan Wheldon y Marco Simoncelli en la última semana. Massa lamenta sus pérdidas y urge a ambas competiciones a hacer lo posible por mejorar la seguridad de los pilotos.

Dan Wheldon falleció horas después de que concluyera el Gran Premio de Japón; Marco Simoncelli perdió la vida hace unos días en el trazado de Sepang. Estos sucesos, que recuerdan a pilotos y aficionados de la existencia del riesgo y el peligro, están presentes en la mente de Felipe Massa.

"Mis pensamientos están con las familias y los amigos de Marco Simoncelli y Dan Wheldon", escribió el piloto de Ferrari en su blog personal. "Aquellos que competimos en la pista sabemos que el riesgo existe, pero cuando lo haces no piensas en eso. Quieres llegar al límite y, en ocasiones, lo encuentras".

Massa ha asegurado que estos dos últimos días han sido muy duros para él, primero por la pérdida de Wheldon y luego por la noticia de la tragedia en MotoGP. "Me enteré del accidente (de Marco) cuando me desperté debido a la diferencia horaria. Estuve en estado de shock", explicó el brasileño. "Sucedió justo después de la muerte de Dan Wheldon, que era amigo mío. Era sencillamente imposible creer que esto pudiera ocurrir con tan poco tiempo de diferencia".

Felipe Massa no quiso hablar del accidente de Simoncelli, puesto que él no posee ninguna experiencia como piloto de Moto GP. El brasileño calificó a Marco de "un gran talento", y alabó su figura asegurando que "era una persona muy agradable y uno de los protagonistas del motociclismo".

"Pero en el caso del accidente de Dan...", continuó el de Ferrari. "Lo único bueno es que esto es un toque de atención a las medidas de seguridad de la IndyCar. Deben mejorar la seguridad del mismo modo que la F1 hizo después del GP de Imola de 1994".

Muchas voces opinan que la IndyCar debería mejorar notablemente la seguridad de sus monoplazas. ¿Pero cómo? Massa tiene una idea. "Debido a la forma de sus circuitos y al número de coches en pista quizás sería buena idea que usaran cockpits cerrados. Es una idea, pero lo cierto es que se debe mejorar la seguridad de esa competición en todos los aspectos".
Por Martí Muñoz