Sólo falta el visto bueno del Consejo Mundial de la F1
La Comisión de la F1 ha dado luz verde a Team Lotus, a Lotus Renault y a Virgin Racing para cambiar sus respectivos nombres de cara a la próxima temporada. Los altos cargos de la categoría reina han llegado a un acuerdo durante la reunión que hoy han mantenido en Ginebra. El último trámite que estas tres escuderías deberán afrontar será el Consejo Mundial de la FIA, que se reunirá el próximo 7 de diciembre.

La disputa interminable por el nombre Lotus ha llegado a su fin hoy en Ginebra cuando los portavoces de la Comisión de la Fórmula 1 han anunciado la decisión de ésta de dar vía libre a Team Lotus y a Lotus Renault, así como también a Virgin Racing, a cambiar sus respectivos nombres oficiales.

Los directivos de la categoría reina se han reunido hoy para tratar, entre otros asuntos, tres solicitudes de cambio de nombre por parte de tres escuderías del paddock. La Comisión las ha aprobado sin presentar ninguna queja.

De este modo, Team Lotus pasará a ser conocido como Team Caterham, mientras que Virgin Racing se denominará Marussia. Los directivos de la hasta ahora Lotus Renault todavía no han anunciado qué nombre escogerán en 2012, aunque es previsible que éste se centre exclusivamente en ‘Lotus’.

Sin embargo, estos cambios de nombre aún no son oficiales. El próximo objetivo será el de trasladar las solicitudes al Consejo Mundial del Motor de la FIA (que se reunirá el próximo 7 de diciembre). De todas formas, estos cambios son ya casi seguros y todo apunta a que éste será un mero trámite, y más teniendo en cuenta que el presidente de la FIA, Jean Todt, es también miembro de la Comisión de la Fórmula 1.

La lucha por el nombre 'Lotus' ha sido larga y pesada. Acusaciones, desacuerdos, tribunales... Todo empezó en 2009, cuando el empresario malayo Tony Fernandes llegó a un acuerdo con Group Lotus para crear su escudería, denominada en un primer momento Lotus Racing GP.

Sin embargo, el apoyo del Grupo a la formación de Norfolk fue a menos a lo largo de 2010, hasta el punto que éste aseguró abiertamente que quería promocionarse en la F1 de la mano de un equipo mejor que el de Fernandes. Dicha voluntad llevó a la institución inglesa a firmar un acuerdo de patrocino con Renault, que éste año pasó a llamarse Lotus Renault GP.

Lejos de querer ceder, Tony Fernandes compró los derechos del nombre 'Team Lotus' al empresario David Hunt (hermano del fallecido Campeón de F1 James Hunt). El emprendedor malayo sorprendió a todos y 'resucitó' uno de los nombres más históricos de la categoría reina.

Sin embargo, tanto el equipo de Enstone como el de Norfolk estaban pendientes en mayo de este año de la sentencia de un tribunal que tenía que dictaminar qué equipo tenía el derecho a correr bajo el nombre 'Lotus'. Dicha sentencia fue satisfactoria para ambas partes, puesto que ambas recibieron luz verde para usar la marca en sus respectivos equipos de F1.

No obstante, semanas antes de la celebración del juicio, Tony Fernandes anunció el acuerdo de patrocinio con la marca británica de coches Caterham, que a partir de 2012 pasaría a dar nombre al equipo de F1.
Por Martí Muñoz y Nacho Salceda