Valoran el escaparate publicitario que la máxima categoría les ofrece
Christian Horner confía en que la bebida energética Red Bull seguirá en la Fórmula 1 aún cuando los resultados de su escudería no sean tan exitosos como ahora: "Red Bull está comprometida con la Fórmula 1", asegura el jefe de la escudería campeona del mundo. La estrategia de los dueños de la escudería es utilizar la Fórmula 1 como plataforma publicitaria, y los resultados no podrían ser mejores.

En Fórmula 1 hay muchos casos de grandes inversores que abandonan su proyecto en el automovilismo cuando los resultados no justifican la inversión. ¿Será Red Bull uno de ellos cuando concluya (si es que concluye) su racha de buenos resultados? Horner lo duda: "No lo creo", contesta cuando se le pregunta si Red Bull se marchará de la Fórmula 1 tras los recientes éxitos. "Dietrich Mateschitz es un apasionado del deporte; como socio y accionista de otro equipo, Sauber, Red Bull lleva en la Fórmula 1 más de quince años".

Poco a poco, Red Bull se ha ido abriendo camino en este complicado mundo; primero, como simple patrocinador; luego, como dueño de su propio equipo. Y así, nos hemos acostumbrado a ver las latas energéticas en el paddock. Pero esto es sólo el principio, asegura Horner: "Nuestro objetivo es continuar el éxito en el futuro, y donde está ahora Red Bull es ya todo un logro. Estamos por delante de algunos nombres ilustres, y lo hemos hecho en muy poco tiempo".

Está claro que ganar en Fórmula 1 reporta muchos beneficios, no sólo los premios en metálico de la FIA: es el mejor escaparate mundial para vender un producto. Horner reconoce que quizá sólo los Juegos Olímpicos sean capaces de ganar a la Fórmula 1 en este sentido: "La audiencia global que representa la Fórmula 1 es una gran plataforma para que Red Bull venda su producto", asegura a Autosport. Así pues, tendremos Red Bull para rato: "El equipo todavía es joven y creo que este año el equipo ha sido más fuerte en todas las áreas que en temporadas anteriores".
Por Héctor Campos