Il Cavallino Rampante podría dejar la categoría sino se modifican algunas normas
En la celebración de las Ferrari World Finals disputadas en Mugello, el presidente de la marca italiana, Luca di Montezemolo, ha advertido que la continuidad de la escudería en la Fórmula 1 no está garantizada. Para seguir contando con los bólidos rojos, el italiano ha asegurado que se deberán cambiar algunas de las normas actuales como levantar la prohibición de tests durante la temporada, incluir un tercer monoplaza por equipo y hacer que la competición vuelva a ser campo de experimentación para los coches de calle.

El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, ha advertido este fin de semana en Mugello en las Ferrari World Finals, que la presencia de Il Cavallino Rampante en la Fórmula 1 no está asegurada a menos de que se cambien algunas de las normas actuales.

"La Fórmula 1 sigue siendo nuestra vida, pero sin Ferrari no hay Fórmula 1. Del mismo modo que sin la Fórmula 1, Ferrari sería diferente. Podemos ser muy pacientes pero hay unas condiciones precisas para que continuemos con nuestro trabajo. Apoyaremos nuestras opiniones como mejor nos parezca, de la mejor manera posible. Si la Fórmula 1 quiere a Ferrari, la competición deberá cambiar y volver a estar en la vanguardia de la investigación, manteniendo siempre un ojo en los costes. No estamos en la F1 como patrocinadores, somos constructores", afirmaba di Montezemolo.

"No competimos solo por la publicidad que ello nos da sino que lo hacemos para llevar a cabo una investigación avanzada y dirigda a todos los aspectos de nuestros coches de calle: motor, chasis, componentes mecánicos, electrónica, materiales y aerodinámica. De tal manera que la transferencia de tecnología de la pista a la carretera ha crecido mucho en los últimos 20 años", señalaba el italiano.

Para el dirigente de Ferrari, la continuidad de los bólidos rojos en la máxima competición pasaría por la apobación de algunas de las propuestas presentadas en la última Comisión de la Fórmula 1: la no prohibición de tests durante la temporada y pasar de dos a tres monoplazas por equipo. "Estamos fabricando coches, no helicópteros, ni cohetes, ni aviones. Por supuesto, no debemos volver a los excesos del pasado pero tampoco debemos estar en una posición en la que no podemos otorgar oportunidades a los jóvenes que estamos trayendo a la Ferrari Driver Academy. Otro punto negativo es que el nuestro es un deporte donde los entrenamientos no están permitidos", comentaba di Montezemolo.

Aunque la Comisión de F1 ya desestimó la idea de tener un tercer monoplaza por equipo, lo que resultaría que las grandes escuderías podrían vender su chasis a otras más pequeñas, Ferrari sigue creyendo firmemente en su propuesta. "Finalmente, está el asunto del tercer monoplaza, y recuerda bien lo que digo, no lo apoyamos para nuestros propios intereses sino para los del deporte en general", afirmaba el presidente de Il Cavalino Rampante.

"Creemos que el interés de los aficionados, los medios de comunicación y los patrocinadores podría aumentar si hay un mayor número de monoplazas competitivos en la pista y no coches que son dos o tres segundos más lentos y que son doblados a pocas vueltas de iniciar la prueba. Como ejemplo, recuerda que en 1961 Giancarlo Baghetti ganó el Gran Premio de Francia en Reims con un Ferrari privado. Ahí lo tienes, sería bonito ver a uno de nuestros monoplazas compitiendo con los colores de América, o China o quizá con los de Abu Dhabi", aseguraba el magnate italiano.

Además, Montezemolo ha afirmado que actualmente la categoría está muy influenciada por la aerodinámica. "Lo que no está bien es que el 90 por ciento de la actuación se base exclusivamente en la aerodinámica", señalaba el presidente de Ferrari.

Según el italiano, sus palabras deben ser tomadas como un aviso para que la F1 cambie algunas de sus reglas actuales y vuelva a asemejarse a la competición que era años atrás. De no ser así, el italiano ha afirmado que la continuidad de Ferrari en la máxima competición no estará garantizada en el futuro.
Por Cristina Díaz