El piloto brasileño y sus representantes ofrecen diversas fórmulas a Williams para no ser desplazado
Rubens Barrichello ha declarado que está haciendo horas extras para extender su carrera en Fórmula 1 en la que sería su vigésima temporada consecutiva en el año 2012. Otros pilotos jóvenes que vienen acompañados de patrocinio están poniendo en peligro esta posibilidad, al menos en Williams.

El equipo Williams está considerando reemplazar al veterano piloto de 39 años de edad después de la carrera en Interlagos; un cuarteto de adinerados con Kimi Raikkonen, Adrian Sutil, Valtteri Bottas y Giedo van der Garde podrían quitarle su asiento.

El de Sao Paulo se enfrenta a la que podría ser su última prueba, la número 322 de su carrera deportiva, y es para evitarlo que es está esforzando especialmente en el plano comercial. "Mi deseo de continuar en la Fórmula 1 es tal que en los últimos dos meses he visitado a más empresas de las visité en 1990, cuando buscaba patrocinios para correr en el extranjero", afirma Rubens Barrichello.

"Estamos ofreciendo una forma singular de participación para un patrocinador, no sólo en la exposición de la marca, sino algo personalizado 'a medida' como te haría un sastre inglés", añadió.

Reconoció que para sus jefes, Sir Frank Williams y Adán Parr, resulta enormemente tentador firmar a otro piloto con capacidad de aportar dinero a la escudería. "Pero ellos saben que pueden contar conmigo por mi velocidad y mi experiencia", insistió Rubens a O Estado do Sao Paulo.

Para el brasileño no es nueva esta incertidumbre, y no olvida su época en Brawn, donde el equipo estuvo a punto de desaparecer por problemas financieros. "Ross Brawn, dijo que necesitaba dinero para terminar el campeonato. Así que si llegaba alguien después de la cuarta carrera con más dinero, yo tendría que abandonar", dijo.

El piloto añade algo más, algo muy especial: "Tengo un tatuaje en el brazo con las iniciales de mis hijos, la 'F' de Fernando y la 'E' de Eduardo" explicó Barrichello. "El tipo que me lo hizo me sugirió poner especial acento en lo que significa fe, y me encantó porque me soy un hombre de fe".

Pero ¿qué pasa si, a pesar de su fe, Barrichello se queda sin un asiento para el 2012? "Entonces, yo seguiré siendo una persona feliz y, sí, tengo que estar preparado para cualquier cosa. Tendré que dejarlo algún día. Y si esto es el deseo de Dios seguiré ese camino y tal vez será aún mejor para mis hijos a medida que sigan creciendo", respondió.
Por José M. Zapico