En los Libres del viernes los pilotos dispondrán dos juegos experimentales de compuesto duro
Pirelli termina su temporada de vuelta a la Fórmula 1 tras 18 Grandes Premios y 5.488 kilómetros. Ha sido la temporada donde más adelantamientos ha generado en los 61 años de historia del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. La marca milanesa se concentra en 2012 con el estreno de dos nuevos compuestos para el viernes del GP de Brasil y confía en el compuesto blando y medio para el domingo.

Durante las dos sesiones de entrenamientos libres del viernes, los pilotos dispondrán de dos juegos experimentales de compuesto duro, que ya han sido probados previamente, en Jerez y Barcelona, por Lucas di Grassi en el Toyota TF109. Este neumático es considerablemente más blando que el duro actual. Los resultados de estas pruebas servirán de información para que los ingenieros de Pirelli preparen la temporada 2012, tal y como ya sucediera en Abu Dhabi, con el neumático blando.

"Los preparativos para la temporada 2012 ya se han iniciado, así que será muy interesante saber qué piensan los pilotos del nuevo compuesto duro y del blando que probarán en Brasil. Ya hemos podido recolectar mucha información sobre el compuesto blando durante el tests de jóvenes promesas de Abu Dhabi, por lo que será muy útil compararlo con información real de carrera", comenta Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport.

"Sin embargo, es importante no distraerse con el nombre de los neumáticos: lo que ahora denominamos “blando” podría ser el “medio” del próximo año, que es de lo que se trata durante las pruebas".

Los compuestos escogidos para el GP de Brasil son el compuesto blando (en color amarillo) y el medio (en color blanco). Sin embargo, el blando es un nuevo compuesto, que ya fue testado por los jóvenes pilotos en los tests de Abu Dhabi de la pasada semana, así como durante los entrenamientos libres de Nurburgring.

"En general, los neumáticos van a ser menos conservadores que el pasado año, ya que hemos comprobado lo bien que han entendido nuestros neumáticos todos los equipos, a partir de la segunda mitad de esta temporada. Eso nos ha permitido tomar algunas decisiones relativamente agresivas, como la combinación blando y superblando de Corea. Estamos encantados con este final de temporada en Brasil: no se trata únicamente de un circuito legendario con una atmósfera maravillosa, sino que también es un mercado importante para Pirelli", añade Hembery.

Interlagos es muy conocido por sus fans incondicionales, los cambios ondulantes de elevación y su diseño en contra de las agujas del reloj. Uno de los centros de atención del circuito, para pilotos y neumáticos, es la secuencia final desde la curva 10, que finaliza con un largo giro de izquierdas, que impone mucha energía a través de los neumáticos y en las cervicales de los pilotos.

En este momento de año en Brasil son frecuentes las lluvias, que pueden cambiar absolutamente el ritmo de la carrera. Como ya es habitual, Pirelli llevará los neumáticos de lluvia (en color naranja) y los intermedios (en azul) a esta prueba. Los pilotos disponen de un total de cinco juegos de intermedios (si llueve el viernes. Si no, cuatro) y tres de lluvia para todo el fin de semana.

"Interlagos es un circuito desafiante, porque es uno de los pocos de la temporada en que se circula en sentido contrario a las agujas del reloj, y es más estrecho y bacheado que la mayor parte de los otros. Los neumáticos traseros van a usarse mucho, debido especialmente a las zonas de tracción, con grandes cambios de elevación, altas temperaturas de pista, y una superficie bastante dura. Sabemos que va a ser un fin de semana difícil para nosotros, porque muchas de las curvas son lentas y en la mayor parte de los circuitos de este perfil no hemos realizado un buen papel. Pero creo que podemos finalizar la temporada con nota y sumando puntos. También debemos tener en cuenta el riesgo de un cambio brusco en la climatología, que hará la carrera mucho más emocionante", explica Bruno Senna, piloto de Lotus Renault.


APUNTES TÉCNICOS:
Una vuelta en Interlagos mide 4.309 kilómetros y la carrera se ha planteado a 71 vueltas. La superficie de la pista es muy bacheada, por lo que los neumáticos tienen dificultades para encontrar tracción y aumenta la exigencia física de los pilotos.

Interlagos es otro de los circuitos poco conocidos para Pirelli, con unas características que pueden hacer que la carrera se complique. Sin embargo, debido a la relativa ausencia de grandes cargas laterales, excepto en el sector final, Interlagos es un circuito de baja exigencia para los neumáticos.

La gran variedad de curvas de alta y baja velocidad, con grandes cambios de elevación y una altitud a nivel del mar, dificultan lograr unos reglajes correctos y se requiere de un óptimo compromiso entre todos los factores de influencia. La parte final de la vuelta es una de las más importantes en lo que se refiere al tiempo por vuelta, por lo que tiende a priorizarse en los set-up.
Por Ana Zoe Marí