Son los únicos que no utilizan el refuerzo de Zylon tras el accidente de Massa en 2009
Tras el dramático accidente de Felipe Massa en Hungría 2009, muchos mecanismos se pusieron en marcha para incrementar el ya de por si seguro diseño de los cascos de los pilotos. Los fabricantes han acordado colocar refuerzo de Zylon sobre la pantalla, a la altura de la frente, pero no gusta a todos por su incremento de peso.

El piloto de Mercedes Michael Schumacher y el de McLaren Lewis Hamilton son los únicos pilotos de la parrilla actual de Fórmula 1 que han rechazado usar las nuevas viseras a prueba de balas implantadas después del dramático accidente de Felipe Massa en 2009. Dichas viseras no son obligatorias, pero suponen un incremento sustancial en la seguridad que ambos pilotos prefieren sacrificar para no aumentar el peso en el habitáculo.

Las nuevas viseras incorporan un refuerzo de Zylon, un material de última generación a prueba de balas. Se creía que en el pasado Gran Premio de Japón, disputado el mes pasado en Suzuka, todos los pilotos las incorporaban a sus cascos. Pero los cincuenta gramos de peso extra y su efecto sobre el tinte de dichas viseras parecen haber echado atrás a Michael Schumacher y a Lewis Hamilton, únicos pilotos reacios a montar las viseras de seguridad.

Estas nuevas viseras no son obligatorias, aunque se han incorporado masivamente a los cascos de la mayoría de los pilotos. Pero según Peter Burger, del fabricante de cascos japonés Arai, "Schumacher y Hamilton no lo usan porque ahorran cincuenta gramos", tal y como recoge Turun Sanomat.

Por otro lado, Peter asegura que Sebastian Vettel sí usa este elemento de seguridad tras lograr convencerle: "Tuve que explicarle cuidadosamente por qué usar algo que en realidad no es obligatorio. Se suponía que iba a ser obligatorio en Japón, pero la FIA sólo envió una carta a cada piloto recomendando enérgicamente usarlas".
Por Héctor Campos