No teme a la lluvia para la calificación y la carrera
Fernando Alonso ha tenido una muy complicada última jornada de entrenamientos de esta temporada. Los problemas han empezado en los Libres de la mañana, cuando su motor ha dicho basta por causas que aún desconocen, pero tiene mucho que ver el elevado kilometraje de los motores que utilizan durante los viernes. De cara al resto del fin de semana, cree que no será nada fácil luchas con McLaren y Red Bull, pero no pierde la esperanza de subir al podio de esta última cita.

"Hoy no ha sido el día más sencillo para nosotros en términos de balance del coche y de problemas mecánicos, en los Libres 1 hemos tenido un problema de motor y en los Libres 2 otro tipo de problemas, sensores y cosas por el estilo", comenta el piloto de Ferrari.

"No ha sido un buen viernes y tendremos que ver mañana lo competitivos que podemos ser, creo que es difícil de saber. Hay cosas que hacer durante la noche para cambiar el balance y para estar un poco más cómodos, porque hoy hemos sufrido bastante con el tren trasero".

Acerca de la causa de la avería de su motor, Alonso explica: "Todavía estamos investigando (el motor), no sé cuál es la conclusión, tenemos que esperar hasta que volvamos a Italia y podamos abrirlo".

Así, todo apunta a que la causa principal es que la vida del motor ya llegaba a su fin, pero el bicampeón añade que igualmente investigarán la causa concreta del problema: "Ha sido una avería del motor, pero no sabemos exactamente qué partes han causado el problema. Hemos reemplazado el motor y, obviamente, siendo la última carrera, el kilometraje de los motores del viernes es bastante alta, usamos motores muy viejos para el viernes, así que estas cosas pueden pasar. Aún así, tenemos que investigar más para ver el problema real".

La predicción meteorológica apunta casi inequívocamente a una calificación y carrera sobre mojado, factor nada sorprendente en Interlagos y que, como vimos en el apretadísimo final de Campeonato en 2008, la lluvia puede dar muchas sorpresas. Sin embargo, el de Ferrari no teme a la lluvia, y sabe que será muy difícil luchar con los mejores en una carrera sobre seco: "Pienso que no tenemos que preocuparnos sobre qué va a hacer el tiempo. En una carrera en seco, posiblemente no seamos suficientemente competitivos para luchar con McLaren y Red Bull. Tenemos que ser realistas".

"Entiendo que quinto o sexto ha sido nuestra posición durante las últimas diez carreras, y aquí parece aún más obvio (que lo será). Incluso los Mercedes nos desafían desde atrás, así que en una carrera normal no será fácil, pero esperamos la quinta posición en calificación y soñamos con el podio en carrera".
Por África Rosaleny