El brasileño espera la llamada que le permita continuar su carrera en la F1
Rubens Barrichello se aferra a sus teléfonos con la esperanza de recibir en alguno de ellos la llamada que le consiga un asiento en 2012. Tras más de 300 carreras disputadas en la F1 y sin garantías por parte de Williams de seguir con ellos en 2012, trabaja incansablemente en la búsqueda de patrocinadores.

En su afán por aferrarse a su carrera en F1, la más larga de la historia d ela categoría con 322 carreras disputadas con la de hoy, Rubens Barrichello ha revelado que lleva cinco teléfonos móviles por el paddock de Interlagos.

Hay cierta sensación de tristeza en este, su final de temporada 2011, porque sabe que podría ser el último para el hombre que ha disputado el 37% de las carreras de toda la historia de la F1.

En su último esfuerzo por clasificar un poco competitivo Williams, Barrichello quedó ayer sábado a tan sólo dos décimas de entrar en la Q3, mientras que su compañero de equipo, Pastor Maldonado, no pudo avanzar más allá de la Q1.

"He demostrado que todavía tengo velocidad, mucha experiencia y motivación" afirma Rubens Barrichello en las páginas de Auto Motor und Sport. "Creo que Williams cambiará mucho la próxima temporada, con gente nueva, un nuevo motor… así que sus pilotos deberían ser consistentes", agregó.

Rubens espera la llamada de posibles patrocinadores para el año 2011. Esto suena algo triste, pero el de Sao Paulo dice que en 2008, cuando desapareció Honda y asmó BrawnGP fue aún peor. "Esta vez no será una espera tan larga; ya he pasado por esto antes, así que en las próximas semanas voy a estar tranquilo", insistió. "Voy a llevar mis cinco teléfonos por todas partes y esperar la llamada. Todo el mundo que esté interesado en mí, me puede llamar en cualquier momento".

A principios de esta semana, su compatriota Felipe Massa pidió a Barrichello que deje de luchar en este sentido. Felipe entiende que es una deshonra para un ex ganador de Grandes Premios el tener que convertirse en un 'piloto-de-pago' con el fin de permanecer en la F1.

"Sé que Felipe tiene buenas intenciones", dijo Barrichello, "pero no veo nada deshonroso en tratar de encontrar el dinero, y en realidad nadie se ha preguntado si traigo dinero o no. Yo no creo que sea un factor decisivo", respondió Barrichello.
Por José M. Zapico