El hasta hoy conocido equipo Team Lotus podría acoger al australiano; el desplazado, Trulli
Daniel Ricciardo, actual piloto de HRT, podría recalar la próxima temporada en el equipo Caterham -hasta ahora conocidos como Team Lotus- después de que ya hayan comenzado las negociaciones por su nuevo contrato en el pasado Gran Premio de Brasil. La posible retirada de Jarno Trulli junto con la inmediata permanencia de Alguersuari y Buemi en Toro Rosso hacen que la escudería británica se convierta en un posible destino para el piloto australiano el próximo año 2012.

Todo apunta a que la directiva de Toro Rosso desea mantener en sus filas tanto a Alguersuari como a Buemi, y contar por primera vez con Jean Eric Vergne en el puesto de piloto de pruebas. De confirmarse estas especulaciones, las posibilidades de que Ricciardo obtuviera el ansiado puesto de piloto oficial en la escudería italiana serían nulas.

Por ese motivo, y según ha publicado 'Autosport', tanto Helmut Marko como Christian Horner mantuvieron conversaciones con Tony Fernandes, jefe de equipo de Caterham, en el circuito de Interlagos con motivo del GP de Brasil para negociar la posible incorporación de Ricciardo al equipo británico en sustitución de Jarno Trulli.

Tras la reunión, Christian Horner se negó a hacer declaraciones acerca de la situación actual del australiano, pero aclaró que todo se resolverá rápidamente durante el transcurso de las próximas semanas.

"Daniel ha hecho un gran trabajo en las carreras donde ha participado, por lo que buscaremos las oportunidades y opciones posibles para él. Estoy seguro que antes de Navidad cerraremos ya su programa año que viene", ha explicado el jefe de equipo de Red Bull.

Además, el directivo británico considera de vital importancia la permanencia del piloto de HRT en Fórmula 1 para que continúe adquiriendo experiencia progresivamente. "Ha aprendido mucho en los Grandes Premios que ha corrido a pesar de que las circunstancias que le han tocado no hayan sido las idóneas al tener un coche situado tan lejos de la cabeza de carrera. De todos modos, él continúa aprendiendo y se ha desenvuelto perfectamente contra un duro compañero de equipo. Será bueno verle el año que viene de nuevo a los mandos de un monoplaza", ha declarado Horner.

Por otra parte, Jarno Trulli, presunto rival de Ricciardo por el asiento del T129, tiene todavía un contrato legal junto a Caterham hasta el final del próximo año, pero su continuidad en las filas de la escudería británica se ha puesto en duda últimamente después de todas las dificultades que ha atravesado el veterano piloto italiano a lo largo de la temporada 2011.

A pesar de todo, Tony Fernandes puntualizó el domingo que la idea principal de la directiva consiste en mantener tanto a Kovalainen como a Trulli la próxima campaña. "Ahora mismo [Trulli] tiene contrato y seguirá compitiendo. No habrá cambios en nuestra alineación de pilotos, y ya se lo hemos comunicado a la FIA y a nuestros pilotos", apostilló el directivo malayo.
Por Miguel Carricas