El brasileño asegura que seguirá en la F1 la próxima temporada
El Gran Premio de Brasil podría haber sido la última prueba de Rubens Barrichello como piloto de Fórmula 1. Aunque de momento se desconoce si el de Sao Paulo seguirá en la máxima competición, el brasileño ha dejado entrever que tiene intenciones de continuar al mostrar el diseño del casco que llevará en 2012.

Rubens Barrichello podría haber vivido este fin de semana el último Gran Premio de Fórmula 1 de su carrera profesional. Sin embargo, el piloto con más carreras en la historia de la máxima categoría del automovilismo a sus espaldas se resigna a dejar la categoría y como muestra de ello ayer reveló el nuevo diseño de su casco para 2012.

Durante su alocución ante los medios brasileños después de la carrera, el de Sao Paulo afirmó que tiene intenciones de seguir en la F1 mostrando un dibujo del casco que llevará el próximo año. "Sé que vuestra primera pregunta va a ser '¿estás preparado para parar?' Así que os mostraré el casco que Fefe me ha hecho para el próximo año. Esa es la respuesta a la pregunta", afirmaba Rubens Barrichello entre risas enseñando el diseño realizado por su hijo, Fernando, de seis años.

Existen bastantes probabilidades de que el brasileño pierda su asiento en Williams, aunque todavía no hay confirmación por parte de la escudería, Adrian Sutil y Valtteri Bottas son los mejor posicionados para reemplazar a Barrichello en la formación de Grove la próxima temporada.

Sin embargo, en el comunicado oficial de Williams posterior al GP de Brasil, el de Sao Paulo mantenía las esperanzas de quedarse. "Han habido muchas conversaciones a lo largo del fin de semana, pero creo que la próxima temporada volveré de nuevo", afirmaba el piloto de 39 años.
Por Cristina Díaz