Los dos pilotos alemanes, campeones por quinta temporada consecutiva
La Copa de las Naciones seguirá un año más en posesión de Alemania, después de que Sebastian Vettel y Michael Schumacher superaran ayer al equipo nórdico en la final. Gran Bretaña fue la única que demostró ser una alternativa seria a Alemania y llegó a poner contra las cuerdas a los germanos en las semifinales, pero un error de Jenson Button en la vuelta decisiva les condenó.

El Equipo Alemán de la RoC Nations Cup, formado por Sebastian Vettel y Michael Schumacher, se ha coronado campeón por quinto año consecutivo tras superar al Equipo Nórdico de Tom Kristensen (ocho veces ganador de las 24h de Le Mans) y de Juho Hanninen (piloto de rallies) por dos victorias a cero.

Schumacher y Kristensen protagonizaron el primer duelo de la final, duelo que el Kaiser resolvió con una victoria tras sacar partido de un error de pilotaje del danés. Posteriormente Vettel se encargó de sentenciar la eliminatoria y superó por más de tres segundos al finlandés Hanninen, resultado que permitió a Alemania retener el título.

Sin embargo, los germanos no lo tuvieron fácil para llegar a la final, puesto que tanto en la fase de grupos como en las semifinales Gran Bretaña les presentó cara y les puso contra las cuerdas. Jenson Button superó a Schumacher en el primer enfrentamiento de la fase eliminatoria, lo que obligó a los germanos a ganar los dos siguientes duelos para continuar vivos en la competición. Vettel empató la eliminatoria ante Andy Priaulx, Campeón del Campeonato Europeo de Turismos, y posteriormente la decantó a su favor después de que Jenson Button hiciera un trompo en la última vuelta de la carrera.

Menos emocionante fue la otra semifinal, en la que el Equipo Nórdico superó con claridad a la Francia de Romain Grosjean y de Sébastien Ogier por un claro 2-0.

Timo Glock participó en la Nations Cup con el equipo satélite de Alemania junto al piloto del DTM Timo Scheider. Sin embargo, ambos germanos quedaron fuera de la fase eliminatoria, superados por los nórdicos y los franceses.

Vitaly Petrov tomó uno de los dos volantes del equipo eslavo y protagonizó una de las sorpresas de la noche al superar a Michael Schumacher en la primera carrera del Grupo B. La carrera más emocionante de la noche fue con casi total seguridad la que enfrentó a Jenson Button contra Sebastian Vettel en la fase de grupos, carrera que el británico ganó por escasas seis centésimas de segundo.

Sebastian Vettel: "Es muy especial ganar cinco [veces] seguidas. Es una tarea difícil y tienen que unirse una gran cantidad de las cosas. Supone saltar a coches diferentes y es fácil perder, así que tienes que llevarte a ti mismo hasta el límite. Ganar en casa arregla un poco [lo ocurrido en] el circuito de Nürburgring, que no fue mi mejor carrera de la temporada en F1. He disfrutado esta noche. Los fans fueron increíbles, lo que nos da un impulso cuando llegamos al estadio y cuando cruzamos la línea. De hecho, el ambiente parecía mucho mejor que el año pasado así que espero que podamos llevar esto hasta mañana".

Michael Schumacher: "Siempre es un placer para nosotros estar aquí, y sobre todo ganarla. Sebastian y yo somos buenos amigos, trabajamos bien con los demás y nos ayudamos mutuamente; al final funcionó de manera adecuada para nosotros. A diferencia de él (Vettel), esta es una de las pocas victorias que he tenido este año, aparte de unos pocas en karts. Hay grandes pilotos aquí y todos estamos bien en determinadas áreas personales. Así que esta es una competición agradable y los encuentros que tenemos para estar juntos fuera de las escenas [de la F1] son muy especiales".
Por Martí Muñoz