El piloto viajó en metro en pro de la conducción segura relacionada con el alcohol
Lewis Hamilton promocionó la campaña de consumo responsable de su patrocinador, Diageo, en las fechas previas a la Navidad. El piloto de McLaren dio un paseo en el metro de Londres donde departió con pasajeros y su conductor, que quedaron sorprendidos ante su presencia.

Lewis Hamilton ha mostrado la mejor manera de poder disfrutar de las fiestas, al tiempo que comportarse de manera segura y coherente a la hora de beber. Su patrocinador Diageo, propietaria de Johnnie Walker, el whisky más vendido del mundo, sabe que la conducción y el alcohol están reñidos y por ello fomenta que ambos elementos no se mezclen al tiempo que la compañía puede seguir haciendo su negocio.

Para ello y gracias a Diageo, el Metro de Londres, uno de los más intrincados y señeros del mundo, dejará subirse a sus pasajeros de manera gratuita durante los últimos minutos del año que acaba y las primeras horas del que entra (también autobuses y tranvías).

Hamilton, se paseó ayer por varias estaciones animando a sus pasajeros a no coger el coche y sustituirlos por este medio de transporte, donde Diageo, en determinadas estaciones, entregará botellas de agua gratuitamente en Nochevieja.

Durante esta experiencia, Lewis Hamilton dijo "Si bien todos queremos pasar un buen rato en esta época de fiestas, ese buen momento sería aún mejor si puedes recordarlo al volver a casa con seguridad. Con el patrocinio de Diageo al viajar gratis se va a hacer un poco más fácil para todos nosotros llegar a casa esta víspera de Año Nuevo, y esta campaña nos recuerda que debemos beber con responsabilidad en esa gran noche. Espero que esto sirva como recordatorio para los londinenses, para divertirse, pero con responsabilidad".

El alcalde de Londres Boris Johnson calificó el acuerdo como "fantástico" para asistentes a la fiesta. "Londres tiene una gran oferta durante el período festivo y esto permitirá a la gente dar la bienvenida al Año Nuevo en la ciudad más fantástica del mundo, y aún así llegar a casa de forma barata y segura, hasta altas horas de la noche".
Por José M. Zapico