El de Cardedeu vuelve a las carreras como titular y espera mejorar los HRT dentro de sus posibilidades
Pedro de la Rosa vuelve a las carreras. Tras pasar por Arrows, Jaguar, Sauber y Pirelli como probador de sus neumáticos, se le presenta un nuevo reto: mejorar HRT, uno de los equipos menos dotados. El catalán tendrá que aportar un punto de calidad que les permita avanzar a pesar de las limitaciones. Pedro es optimista y está lleno de ilusión por empezar.

En un encuentro con la prensa Pedro de la Rosa se mostró entusiasmado con el nuevo proyecto junto al equipo HRT y los nuevos retos que se le presentarán a lo largo de los dos próximos años en las filas de la escudería española

"Estoy muy ilusionado. Yo quería correr desde hace mucho tiempo y me hace especial ilusión hacerlo en un equipo español, españolizarlo y crecer con él. El objetivo será mejorar poco a poco. Hacer un equipo modesto bien organizado. La primera carrera no será vida o muerte", declaró Pedro de la Rosa y recoge el Diario de Navarra. "Cuando llego a casa mis hijas no entienden que no esté corriendo. Ahora que les he dicho que voy a correr para HRT sé lo que me van a preguntar. ¿Has ganado o has perdido? No habrá término medio".

El piloto catalán ha admitido que la gran aceptación que tiene por parte de la afición española se debe al interés generado por Fernando Alonso en los últimos años. Además, el nuevo piloto de HRT explicó la dificultad que le supone el hecho de pasar tantos días fuera de casa a lo largo de la temporada y lo que eso acarrea. "Noto un gran cariño cuando viajo por España, y es gracias a Fernando. Me siento en deuda con ellos. Tengo que darles más de lo que recibo, pero va a ser difícil darles resultados a muy corto plazo. Vamos a intentarlo".

"Vivir siempre fuera de casa es lo peor de mi trabajo. El motivo por el que muchos pilotos se retiran. Nunca estás en ningún sitio, pasas más de 200 días fuera de casa. Ese es el problema grave. Hay días que te levantas y no sabes dónde estás", comentó el nuevo piloto de HRT.

Por otra parte, el de Cardedeu considera que la Fórmula 1 no es un negocio aislado de los problemas que está causando la crisis mundial durante estos años, lo que, según ha explicado, está provocando un importante cambio económico en muchos aspectos respecto a años anteriores.

"La Fórmula 1 está igual de afectada por la crisis que el resto de países. No vivimos en una burbuja. Los equipos se están reduciendo, la gente pierde sus trabajos, las escuderías se han reducido de 800 a 300 empleados y los test se han reducido a tope", afirma el nuevo piloto de HRT.

Finalmente, y a la pregunta de si se atrevería a correr los Sanfermines (a preguntas del diario navarro), De la Rosa respondió con un rotundo "Ni hablar. Los Sanfermines son mucho más peligrosos que la Fórmula 1. Vendría a verlos".
Por Miguel Carricas