Será como volver al pasado, pero habiendo conocido el futuro. Surgirá una duda y se intentará buscar en Google, pero no funcionará. Se irá a Twitter para ver si alguien dice algo, si es una caída generalizada, pero tampoco estará operativo. Y no será posible preguntar a amigos en Facebook, habrá que llamarlos por teléfono. Todo eso podría ocurrir el próximo 23 de enero, si finalmente todas estas firmas (y más: Amazon, eBay, Foursquare…) deciden protestar contra la SOPA apagándose durante un día.

El objetivo de este radical medio de protesta es mostrar lo que podría significar la ley antipiratería que se debate estos días en el Congreso en Estados Unidos que, dicen, limitaría y dificultaría la existencia de muchas empresas de Internet. “La gente necesita entender el efecto que esta legislación interesada tendrá en los usuarios de Internet”, asguró Markham Erickson de NetCoalition, la organización anti-SOPA en la que están todas las firmas citadas.

De momento todavía no hay una decisión tomada acerca de si se utilizará esta “opción nuclear” de protesta, que sin duda daría a la SOPA toda la visibilidad que buscan sus detractores; ya que las firmas deberán valorar si todas las consecuencias (ira de los usuarios, pérdidas, etc) valen la pena. Se trata, como apuntan desde CNET, de dejar claro al usuario por qué Google no funciona. El día 23 se sabrá si al final se apaga Internet.

fuente:itespresso.es