MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) ha reiterado su denuncia de que se disputen partidos de fútbol a las 22 horas, con motivo de los encuentros de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el FC Barcelona, que se disputan este miércoles 18 y el próximo del 25 de enero.

A juicio de ARHOE, emitir partidos a partir de las 22 horas conlleva la disminución del tiempo de descanso de los espectadores, máxime en víspera de día laborable y con el agravante de que al ser televisados por Canal Plus muchos acudirán a bares y restaurantes para poder verlo y prolongan más el tiempo hurtado al descanso.

El presidente de ARHOE, Ignacio Buqueras, aseguró que el respeto a los horarios de los ciudadanos "debe abarcar todos los aspectos de la vida diaria, desde el laboral hasta el más lúdico". "Es nuestra responsabilidad como ciudadanos exigir el cumplimiento de unos horarios más racionales en cualquier actividad", manifestó.

Desde la Comisión Nacional se resaltó el hecho de que la productividad puede verse afectada en aquellas personas que acuden a su trabajo sin haber descansado un mínimo de ocho horas, dando lugar también a situaciones de estrés laboral, siniestralidad y absentismo en un contexto de profunda crisis.

"Las instancias implicadas, Liga de Fútbol Profesional y televisiones, deben tomar las medidas oportunas para conseguir un acuerdo sobre el adelanto del horario de este tipo de partidos. Más allá de sus propios intereses, se impone una decisión beneficiosa para los millones de personas interesadas en este tipo de acontecimientos y más si tenemos en cuenta que, una vez más, España es una singularidad en Europa en este tema. España es el único país de la Unión Europea en la que los partidos comienzan después de las 20 horas", subrayó Buqueras.

La necesidad de unos horarios racionales tiene como objetivo, según esta comisión, conciliar la vida personal, familiar y laboral; aumentar la productividad; apoyar el rendimiento escolar; favorecer la igualdad; disminuir la siniestralidad; facilitar la globalización; mejorar nuestra calidad de vida; cuidar y mantener hábitos saludables; dormir el tiempo suficiente y dar mayor valor al tiempo.

"Todo esto pasa, ineludiblemente, por racionalizar nuestros horarios, para hacerlos convergentes con los países de economías más avanzadas", añadió el responsable de la Comisión Nacional, que este año está promoviendo 5 grandes pactos nacionales que deberán ser respaldados por las organizaciones empresariales y sindicales, los partidos políticos, las instituciones culturales y sociales, las Administraciones, las televisiones públicas y privadas.