El británico deberá acudir al juzgado de Múnich el 30 de enero
El 30 y 31 de enero en Múnich se celebrará el juicio entre Adrian Sutil y Éric Lux por la presunta agresión que el piloto alemán propinó al directivo de Lotus en una discoteca de Shanghái tras la celebración del Gran Premio de China. Lewis Hamilton estuvo presente en el momento del supuesto ataque, razón por la que ha sido llamado para acudir al pleito como testigo de lo ocurrido. El británico declarará el primer día del juicio, el 30 de enero.

Adrian Sutil es uno de los pilotos que siguen en la lista de candidatos a ocupar un rol en la Fórmula 1 de 2012. Sin embargo, el juicio que tiene pendiente contra uno de los ejecutivos de Lotus (antes Lotus Renault), Éric Lux, es un punto en su contra. Tal y como informamos recientemente, el piloto germano deberá acudir el 30 y 31 de enero al juzgado de Múnich donde se celebrará el pleito por la presunta agresión contra el luxemburgués en una discoteca de Shanghái.

Con los días de la vista ya estipulados, hoy se ha conocido que Lewis Hamilton, que estaba con Sutil en el momento del supuesto ataque, deberá acudir al juicio en calidad de testigo. "Lewis Hamilton será llamado como testigo el primer día. Su aparición es obligatoria", confirmaba una portavoz del juzgado de Múnich.

A pesar del pleito, el mánager del expiloto de Force India, Manfred Zimmermann, ha asegurado no estar preocupado por el desarrollo de la vista ni de su sentencia. "Tenemos un vídeo en el que se puede ver claramente que no fue Adrian quién atacó o hirió a alguien intencionadamente. Esperamos una absolución, o a malas, una condena de negligencia por lesiones. Pero no pondría en peligro su carrera", insistía Zimmermann.

Tras confirmarse la presencia del campeón de 2008 como testigo en el litigio de Sutil contra Lux y una vez finalizada su declaración, el británico deberá volar directamente hasta Woking donde el 1 de febrero se presentará el nuevo monoplaza de McLaren. Aunque no hay confirmación oficial, se ha informado que el expiloto de Virgin, Jérôme d'Ambrosio, también acudirá como testigo.
Por Cristina Díaz