El nuevo monoplaza para 2012 superó con éxito el crash test de la FIA
Toro Rosso lo tiene todo preparado para arrancar la pretemporada en el Circuito de Jerez. Tal y como han informado desde la escudería de Faenza, el nuevo monoplaza, el STR7, estará listo para debutar el primer día de entrenamientos en el trazado andaluz. Además, ayer el coche 2012 de los italianos pasó el crash test impuesto por la FIA satifsfactoriamente.

La escudería Toro Rosso ha informado en un comunicado oficial que el monoplaza de 2012, el STR7, estará listo para rodar por el Circuito de Jerez con motivo de las primeras jornadas de entrenamientos invernales. Así, el coche que pilotarán Daniel Ricciardo y Jean-Eric Vergne el próximo Mundial hará su debut el primer día de test, el 7 de Febrero, en el trazado andaluz.

Desde la formación de Faenza también han confirmado que el STR7 pasó ayer el crash test estipulado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Tras la confirmación de haber superado el 'examen', desde Toro Rosso aseguran tenerlo todo preparado para arrancar la pretemporada. "Ahora que sabemos que el monoplaza es lo suficientemente fuerte de cara al 7 de Febrero, podemos empezar a trabajar en hacerlo rápido y fiable", se lee en el comunicado del equipo italiano.

Las últimas informaciones vinculadas al debut del STR7 señalan que Daniel Ricciardo será el primero en pilotarlo. Así, todo apunta a que el australiano se pondrá al volante del nuevo monoplaza los dos primeros días, mientras que Jean-Eric Vergne será el encargado de hacerlo rodar durante las dos últimas jornadas de los entrenamientos invernales en el Circuito de Jerez.
Por Cristina Díaz