El Real Madrid visita al Barcelona con la moral por las nubes tras la ventaja liguera de cinco puntos sobre los culés. Si los blancos quieren eliminar a los azulgrana de la Copa del Rey por segundo año consecutivo, además de escuchar a Mourinho deberían seguir estos pequeños consejos.

En los últimos meses, analistas y aficionados al fútbol insisten en que el Real Madrid está más cerca que nunca del Barcelona. Sin embargo, los últimos Clásicos ligueros han demostrado que el equipo de Pep Guardiola estaba varios peldaños por encima de los blancos, por lo que los resultados tuvieron claro tinte azulgrana (siete victorias en los últimos ocho enfrentamientos).

Para evitar que los culés vuelvan a reinar en el Camp Nou, las claves del juego del Real Madrid pasan por volver a repetir casi todo lo que hicieron en la final de la pasada Copa del Rey de Mestalla y confiar en otros factores:

5. Que Pepe y Ramos sean superhéroes. El central portugués deberá ser el eje de la defensa junto al español para frenar las embestidas del Barcelona, y especialmente, su rápido e imparable juego entre líneas. Detener a Leo Messi será el objetivo principal de ambos jugadores. Además, Ramos será observado con lupa después de haber firmado actuaciones sublimes como central en los últimos partidos

4. No añorar la ausencia de Khedira. De nuevo, parece que el centro del campo de ambos equipos será decisivo para el devenir del encuentro. Xabi Alonso necesitará un buen socio en la medular para protagonizar una nueva lucha titánica ante rivales de la entidad de Xavi, Iniesta, Busquets o Cesc. Ante las ausencias de Khedira y Arbeloa, Coentrao o Lass podrían ser los acompañantes del tolosarra. Callejón podría ser el tapado de Mourinho en el medio tras sus brillantes actuaciones de las últimas fechas. Su despliegue físico y su encomiable actitud podría ser de gran ayuda al centro del campo madridista.

3. Tirar de fondo de armario. Hace unos meses, en Madrid sacaban pecho por tener más banquillo que el Barça, especialmente tras la exhibición de pegada de los suplentes en la final de Copa. Sin embargo, en la eliminatoria de Champions y en la Supercopa no se vio que los cambios dieran otro aire al partido. Jugadores como Kaká, Higuaín o Benzema deberían rendir a un nivel más alto en los minutos que estén sobre el césped.

2. Que Cristiano vuelva a ser decisivo. Vale que marcó en la final de Copa y exhibió físico en los minutos finales. Pero al segundo mejor jugador del mundo hay que exigirle un poco más en los partidos decisivos. No le ha terminado de tomar la medida al Barça con tres goles en los últimos seis partidos. El madridismo acabó harto del astro portugués tras su decepcionante actuación en el primer Clásico liguero de la temporada ante el conjunto azulgrana. Cristiano quiere hacer las paces con la parroquia blanca y acallar esos murmullos que se escuchan desde aquel partido.

1. ¿Jugar con diez? No sabemos si Mourinho habrá vuelto a entrenar sus esquemas con un hombre menos. En el primer partido de Liga se quedó con diez y, durante los últimos minutos de la final de Copa, también. En la ida de la semifinal de Champions, Pepe fue expulsado y en la vuelta de la Supercopa, Marcelo. Sin duda, esto dependerá de la dureza que empleen sus jugadores y de cómo la juzgue Muñiz Fernández.

Eurosport