Telecinco ha renunciado a presentar cualquier oferta por los derechos de emisión de la Fórmula 1 "al no haber aceptado 'Imagina' su propuesta de que intervenga un fedatario que garantice la transparencia de la operación".
La cadena Telecinco ha señalado a Efe que no va a pujar en la subasta por los derechos de emisión del Mundial de la Fórmula 1, convocada por el Grupo Mediapro (Imagina), ya que este operador no ha aceptado su solicitud: "estábamos de acuerdo en participar, en condiciones de estricta rentabilidad", han añadido las fuentes de la cadena de Mediaset.
Antena 3, la otra cadena capaz de acudir a la subasta según fuentes del sector, que sitúan el precio de estos derechos en torno a los 50 millones de euros, respondió el pasado día 26, ante la petición de fedatario público hecha por Telecinco, que "es una respuesta interesada y malintencionada de un competidor".
Fuentes del sector han interpretado la acción de Telecinco como un intento de evidenciar que la subasta es en realidad una adjudicación directa de los derechos de la Fórmula 1, en poder hasta ahora de La Sexta, a Antena 3, algo que no es posible porque la fusión de ambas cadenas no es todavía efectiva.
Mediapro es accionista de La Sexta y la fusión de esta cadena y Antena 3 está pendiente del dictamen al respecto de la Comisión de la Competencia, que se espera para los próximos meses y, sin la cual, la unión de ambas cadenas no es efectiva.
Otras fuentes del sector se extrañan de cualquier sospecha sobre la subasta y señalan que ya hay un fedatario público, que es la propia Comisión Nacional de la Competencia, y añaden que no caben sospechas, dado que si un operador puja más alto que otro, se adjudicará la emisión al margen de quién sea.