El Campeón de 1980 asegura que la estética de los coches no es lo importante
Los equipos de la parrilla, a excepción de McLaren, han creado monoplazas que presentan un morro escalonado para mitigar la pérdida de carga aerodinámica debido a la nueva normativa. Con nueva estética y diseño, la opinión del paddock difiere en cuanto a si el cambio es agradable o no. En palabras del campeón de 1980, Alan Jones, los monoplazas 'no son particularmente feos'. Según el australiano, la apariencia debe quedar relegada a un segundo plano.

De cara a la temporada 2012, las escuderías han modificado el diseño de sus monoplazas para ajustarse a la vigente normativa. Con la pérdida de carga aerodinámica, la mayoría de los coches de la próxima temporada presentan un morro escalonado. Tal estética, contraria al gusto de los puristas, sí es del agrado del ex campeón del mundo Alan Jones.

En opinión del australiano, el morro de los nuevos monoplazas es visual y competitivamente agradable. "No creo que importe la estética, e igualmente no los encuentro particularmente feos. Hay un par de interpretaciones del nuevo morro que dicen que no son tan bonitos como los otros, pero hay algunos que no parecen tan mal. Nunca he visto a un monoplaza feo en el círculo de los ganadores", aseguraba Alan Jones a la agencia de noticias GMM.

A pesar de la tendencia al morro escalonado de la mayoría de escuderías, McLaren es el único equipo que ha seguido un diseño parecido al monoplaza de 2011. En opinión del campeón de 1982, Keke Rosberg, la estilización del MP4-27 es agradable pero espera que la escudería británica no haya cometido un error al tomar un camino diferente al resto de la parrilla.

"Al menos, es visualmente agradable y ojalá los demás hubieran hecho lo mismo. Jenson Button es uno de los pilotos punteros y él ha dicho que en el coche está sentado más bajo que el año pasado. Si la solución de McLaren inmediatamente se convierte en un problema para ellos, con el chasis ya homologado, entonces es justo lo que tendrán", afirmaba el ex piloto finlandés a la cadena de televisión MTV3.
Por Cristina Díaz