De este modo, dice Bernie, volveríamos a ver su potencial
El magnate de la categoría reina desea ver a los dos campeones alemanes de la parrilla, Michael Schumacher y Sebastian Vettel, compartiendo box en Red Bull Racing. Ecclestone asegura que de éste modo sabríamos hasta qué punto los resultados del Kaiser son debidos a la limitada competitividad de su monoplaza.

Con 43 años a su espalda, Michael Schumacher se dispone a empezar su tercera temporada como piloto de Mercedes GP. Desde su regreso en 2010, el siete veces campeón no ha podido ganar ninguna carrera y, de hecho, ni siquiera se ha subido a un podio, hecho que ha levantado dudas sobre la su competitividad.

Para Bernie Ecclestone, solo existe una solución a esta situación: que Schumacher pilote para Red Bull. "Me gustaría verle en un buen coche", dice el inglés. "Me gustaría verle en el segundo Red Bull, no creo que le importase a Sebastian".

El británico, de 81 años de edad, cree que sería positivo que el W03 permitiera al Kaiser volver a ganar carreras. "Sería bueno que tuviera un coche que nos permitiera estar seguros de que si no gana no es culpa del coche, sino de él".

Por lo que a las negociaciones del nuevo Pacto de la Concordia y las posibilidades de que los equipos reciban una mayor retribución económica de los derechos televisivos, Ecclestone habló alto y claro: la posibilidad de que esto suceda es "casi nula".
Por Martí Muñoz